Banner Tuvivienda
Domingo 26 de junio 2022   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Jueves 12 de julio 2012

El "chip" del dictador piticubano

Por: Romer A. Romero-Martínez.
El 'chip' del dictador piticubano
Foto: Referencial

"Toda autoridad usurpada es Ineficaz y sus actos son nulos"

Artículo 350 Constitucional. "El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos".

El "Dictador" pareciera seguir las directrices de los 2 asesinos proxenetas Castro brothers, por lo que las aberraciones de la isla de la infelicidad se reproducen al pie de la letra en el paisito. Presumiblemente, la primera conseja que recibió el otrora vende-arañitas fue de que un dictador bananero jamás anda "limpio", y de allí el peculado continuado de más de $1.281.000.000.000. Éste, ocasionado al erario nacional por el "Dictador", su familia y la cofradía de la ineptitud que lo rodea, hoy residenciada por ahora en 5.000 y pico de ministerios, vice-ministerios, directores de los ministerios y vice-ministerios, asesores de los anteriores en eso de lucrarse sin ser siquiera divisados, en razón de la incontraloría social de los colectivos cubanos y piticubanos. Todo un parque zoológico alimentado por la abundancia petrolera y los excesivos impuestos que jamás en 14 años de dictadura corrupta se tradujeron en más bienestar para más del 95% de los venezolanos no dictatoriados.

Debido a la expeditiva y abultada sustracción de los dineros de la república, los dólares empezaron a escasear y a poner en riesgo la "Misión Colusión" de algunos milicos de pastelería. Así, los cubanos probablemente recomendaron que el negocio de las drogas fuese usufructuado por el "cártel de los soles"; y luego a buscar el Arnaldo Ochoa venezolano, contando para ello con la valiosa colaboración de la ineptitud dictatorial del desministro en interior.

Cuando la inflación acumulada exigió muchos billetitos de legal circulación, empezaron los fuertes dolores de cabezas que parieron una genial idea pro corrupción: quitar 3 ceros para que las cosas aparentaran ser más baratas. Los creativos de esta divina estupidez humana pensaban mentalizar de que 1 pan francés ya no costaría 5.000 bolos apátridas, sino 5 bolívares zurdos: Miracle on Elm Street! Esta criminal movida nutrió los bolsillos de quienes no habían disfrutado yet el peculado petrolero, distrayendo muchísimo dinero público para sustituir papelitos con figuras de próceres por imágenes de indígenas. Y la consiguiente desaparición de la locha, el medio y el real, partes de la idiosincrasia del venezolano que los piticubanos también quieren extirpar, porque las tradiciones conservan instituciones.

Hoy, el Zulia está amenazado por otra trampa del "Dictador": la instalación del "chip" robolucionario para dizque acabar con el contrabando de gasolina. Con ello, el "Dictador" y sus milicos conversos intentan ocultar un hecho notorio: los millones de dólares puniblemente generados por el contrabando de gasolina van a parar a bolsillo "dojos-dojitos" combinados con verde cubano. Nadie se enriquece con 50 tanques de gasolina ni con 200 pimpinas, llenados en la estación de servicio. El lomito está en el transporte de millones de litros de gasolina que pasan invisiblemente por las alcabalas controladas por los ciertos militares y/o la guardia nazinal. El metalenguaje detrás del chip es inequívoco: todos los zulianos contrabandean gasolina y deben estar bajo vigilancia las 24 horas del día y noche. Así las cosas, el Zulia tiene que decir "no" a tales controles cubanos y de la mejor estirpe nacionalsocialista, por lo que deberán apoyarse las acciones programadas por la Asamblea Legislativa en contra de esta nueva "trácala" dictatorial, de pie y con la mirada gananciosa hacia el próximo 7-O.

El 350 también es constitucional. (El Universal)

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan