Banner Tuvivienda
Martes 07 de abril 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Sábado 11 de agosto 2012

Jauja recibe declaratoria de Danza de Jija como Patrimonio Cultural de la Nación

Fuente: Ministerio de Cultura - Oficina de Comunicación e Imagen Institucional
Jauja recibe declaratoria de Danza de Jija como Patrimonio Cultural de la Nación
Foto: Difusion
  • Jauja recibe declaratoria de Danza de Jija como Patrimonio Cultural de la Nación
  • Jauja recibe declaratoria de Danza de Jija como Patrimonio Cultural de la Nación
  • Jauja recibe declaratoria de Danza de Jija como Patrimonio Cultural de la Nación
  • Jauja recibe declaratoria de Danza de Jija como Patrimonio Cultural de la Nación

Ante una masiva concurrencia, el viceministro de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales del Ministerio de Cultura, Rafael Varón Gabai, entregó a las autoridades de la provincia de Jauja, en Junín, la Resolución Viceministerial N°036-2012 que declara a la danza de la Jija como Patrimonio Cultural de la Nación.
 
El viceministro resaltó que este reconocimiento constituye una herramienta valiosa para la salvaguarda de la expresión cultural, y fortalece la autoestima de la colectividad que participa en esta danza, la cual trae consigo la fuerza del campo y la alegría de la culminación de la cosecha.
 
La resolución reconoce la importancia de la Jija como una de las expresiones culturales más importantes de Jauja, al representar la ritualización de la siega del trigo y la cebada, los cereales de cultivo más extendidos en los valles del Mantaro y Yanamarca, durante las celebraciones de la Santísima Cruz de cada 3 de mayo.
 
Fue entregada oficialmente al pueblo jaujino en una ceremonia realizada en la Municipalidad Provincial a la que asistió el alcalde, Sabino Mayor Morales, el gobernador, Enrique Baldeón Baldeón, el director Regional de Cultura de Junín, Jair Pérez Brañez, y la directora regional de Cultura de Huancavelica, Victoria Contreras Lacho.
 
Varón Gabai resaltó que la relevancia simbólica de la Jija se puede apreciar también en su diversidad de variantes, al ser practicada en más de quince distritos de la provincia de Jauja, y en la voluntad de conservación mostrada en los concursos escolares donde los niños aprenden, además de las coreografías, el orgullo de pertenecer a una región con una gran riqueza histórica.
 
“No es casualidad que las danzas relacionadas con las labores agrícolas, principal actividad del hombre en los Andes, se han convertido en el elemento cultural que engloba la identidad de un pueblo”, indicó el viceministro. ”La explosión de colores, gestos y movimientos de la Jija posee una riqueza que el Ministerio de Cultura  tiene el compromiso de poner de manifiesto y exponer ante el colectivo nacional”, añadió.
 
Además de la Jija, la provincia de Jauja tiene dos danzas reconocidas como Patrimonio Cultural de la Nación: la tunantada y el carnaval marqueño. Esta declaratoria ha sido posible debido al trabajo conjunto de la DRC de Junín, la Dirección de Patrimonio Inmaterial Contemporáneo del Ministerio de Cultura y la valiosa colaboración de los ciudadanos Kiko Astete López, Pablo Salazar Cóndor y Bernardino Reyes Peralta, gestores del reconocimiento, y cuya labor fue destacada por el viceministro.
 
Al término de la ceremonia, grupos de baile de Muqui, Paccha, Sincos y Tuán Marca, algunos de los distritos donde se baila la Jija, presentaron un espectáculo de danza y música a cargo de niños, jóvenes y adultos en la Plaza de Armas de la provincia, que incluyó las tres variedades de este baile: “Los Jijeros, “Los Solteritos” y “Los Segadores”. El viceministro fue declarado Huésped Ilustre de Jauja.
 
 
Importancia histórica de la Jija
La Jija es una danza típica de la provincia de Jauja, región Junín, que celebra la siega del trigo y la cebada. En ella intervienen principalmente hombres que al son del huayno imitan en sus movimientos esta tarea agrícola.
 
Apareció como una danza ceremonial con que se iniciaba la cosecha de los cereales traídas por los colonos europeos. Con el tiempo, se desligó en algunos casos de la actividad propiamente agrícola para formar parte de las celebraciones a la Santísima Cruz de Mayo, también conocida como Tayta Mayo, que coincide con la cosecha de tras el periodo de lluvias.
 
Las variantes de esta danza se conocen como “Los Jijeros”, “Los Solteritos” y “Los Segadores” y se diferencian en coreografía, vestimenta y fusión. La danza se considera una adaptación de la Giga española –lo que situaría su origen en el siglo XII–, aunque a través del tiempo ha adquirido un carácter particular.
 
Como parte de su vestimenta, sus bailarines llevan algunas prendas características: una especie de polaina  o pernera bordada con hilos de oro y plata y que debajo de la rodilla rematan con flecos formados por esos hilos; pañuelo blanco al cuello y manta con listas policromadas en la espalda. Además, cuerno al costado derecho y en la mano una hoz decorada con cintas de colores.
 
La danza se inicia con lentitud ceremoniosa y termina con una animada serie de doce huaynos diferentes con los cuales se acompasan doce figuras que los bailarines ensayan días antes y que, por lo tanto, pueden diferir de un año a otro.
 
Los distritos jaujinos donde baila son Canchayllo, Sausa, Muqui, Yauyos, Leonor Ordóñez, Paccha, Pancán, Huaripampa, Muquiyauyo, Sincos, Ataura, Parco, Paca, Tunán Marca, Acolla y Marco. En este último es conocida como la “Danza de los segadores”.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |