Banner Tuvivienda
Jueves 22 de octubre 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 13 de agosto 2012

Cuidado con los consejos

Por: Jaime de Althaus.
Cuidado con los consejos
Foto: Referencial

Hay que tener cuidado con los consejos que algunos le dan al presidente Humala. Steven Levitsky, por ejemplo, explica que Conga destruyó la imagen de un presidente que cumple, y le recomienda, para recuperar la confianza de su base electoral, sobre todo en el interior, distanciarse un poco del establishment conservador de Lima, demostrar que no ha sido “secuestrado” por él, y practicar “una pequeña dosis de populismo”.

No entra a detallar qué clase de decisiones implica eso, pero podemos imaginarlo: desde cambiar a Luis Miguel Castilla, como pide Ciudadanos por el Cambio, hasta paralizar definitivamente Conga, pasando por la confrontación con algunas transnacionales exportadoras de gas y por el relanzamiento del rol empresarial del Estado. Es decir, correrse a la izquierda en lo económico.

Pero es un error creer que el factor determinante del apoyo popular es la orientación hacia la izquierda o la derecha en lo económico. Fujimori, Uribe y Calderón tuvieron aprobaciones muy altas en medio de políticas liberales y privatizadoras. El propio Lula profundizó algunas reformas de mercado, lo mismo que la Bachelet, y tuvieron, también, alta aprobación.

La desaprobación a Humala no se ha incrementado porque esté a favor de Conga, sino, al revés, porque no logra concretar ese proyecto y no puede manejar el problema ni controlar la revuelta. En general, porque la gente percibe un incremento del desorden, de la violencia –agudizada ahora por la resurrección de Sendero– y también de la inseguridad. El futuro vuelve a estar amenazado. Y lo que esto demanda no es represión indiscriminada, sino inteligencia, aplicación de la ley, capacidad de prevención y mucha más conexión popular.

Pues la desaprobación al presidente se ha incrementado también porque hasta ahora no logra conectarse con las necesidades de los más pobres, que son su base. Ellos no lo sienten cercano, no lo ven liderando codo a codo con ellos su lucha por salir de la pobreza y progresar en el mercado.

Humala no ha encontrado un instrumento con el que acercarse al campo para conducir un proceso de emancipación individual. Por ejemplo, la tecnificación y la titulación de los campesinos pobres, algo que los empodere económicamente, que les dé capacidades. Los programas distributivos como Pensión 65 y Juntos no despiertan entusiasmo porque no desatan el potencial de las personas sino que, por el contrario, las vuelven dependientes, asalariadas del Estado.

Populismo sí, pero uno que sea inocuo fiscalmente y consolidador –no destructor– de los derechos de propiedad y de la acumulación económica. Es decir, neopopulismo. Lamentablemente los reflejos ideológicos tienden a llevar a Humala al populismo tradicional, de izquierda.

En su mensaje de 28 de julio hizo una regresión a los planes anteriores de relanzar el rol empresarial del Estado potenciando Petro-Perú, Electro-Perú y Enapu, algo que no figura en la Hoja de Ruta. Ahora las concesiones de varios puertos, que estaban en marcha, se han detenido hasta que Enapu se fortalezca y participe como socio.

En tanto, no parece muy dotado para la acción y negociación políticas, incluso, efectivamente, con Patria Roja, para contener a Sendero y permitir las grandes inversiones. Algo que el presidente todavía tiene que aprender.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
LO MÁS LEÍDO
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |