Banner Tuvivienda
Domingo 25 de octubre 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Domingo 26 de agosto 2012

Si yo fuera presidente de Cajamarca...

Por: César Campos R.
Si yo fuera presidente de Cajamarca...
Foto: rse.pe

Esta semana, el diario británico The Guardian anunció que el reconocido actor Hugh Grant será uno de los directores de la asociación independiente “Hacked Off”, cuya traducción al español es  “Pinchado”. La noticia fue replicada de inmediato por miles de páginas web de los medios de comunicación y ganó algunos titulares de los tabloides impresos al día siguiente.

¿Por qué existe Hacked Off y cuál es su finalidad? Se trata de una organización que ha decidido realizar una intensa campaña a favor de una reforma de la prensa inglesa, amparada en los efectos del escándalo que motivó las escuchas telefónicas ilegales propiciadas por los responsables de News of the World (NotW), el dominical del periódico sensacionalista The Sun, el cual cerró sus puertas el 10 de julio del año pasado luego de 168 años de estar en circulación.

Como se sabe, NotW era propiedad del magnate australiano Rupert Murdoch, bajo cuya orientación dio el salto de prensa amarilla a prensa basura, no sólo espiando las conversaciones privadas de los protagonistas de la noticia sino también generando consecuencias mortales derivadas de las mismas. Tal fue el caso de Milly Dowler, una niña de 13 años secuestrada y por quien sus raptores entablaron comunicación telefónica con sus padres en busca de una recompensa económica. Gracias al espionaje (“pinchazo”), NotW publicó detalles de las negociaciones entre los secuestradores y familiares  de Milly, perturbando la investigación policial y activando el nerviosismo de los primeros, quienes finalmente decidieron asesinar a la niña y arrojar su cadáver en un bosque remoto.

Descubierto el caso, la sociedad británica fue conociendo cómo el grupo mediático de Murdoch había intervenido ilegalmente los teléfonos de la familia real británica (en especial del príncipe Guillermo),  el del primer ministro Gordon Brown (sobre quien revelaron el extraño mal que padecía una de sus hijas) y el actor Grant, antiguo protagonista de una sonora noticia de connotación sexual en una calle de Los Angeles, Estados Unidos. Desde entonces, Grant denuncia la “excesiva intromisión” de la prensa en la vida privada de los famosos y brega porque se establezcan mayores controles y regulaciones a los medios del Reino Unido.

Algo debe haber influido esta severa ofensiva contra un gran sector del periodismo británico pues también la presente semana supimos cómo bastó una llamada telefónica del estudio de abogados patrocinador de la monarquía, para que la mayoría de diarios se abstuviera de publicar las fotos del príncipe Harry calato en un hotel de Las Vegas. La advertencia sólo estuvo referida a las consecuencias legales por la publicación de fotografías privadas ya que Harry no tuvo el arrebato nudista en un lugar público.

Coincido con Grant en que los ciudadanos de a pie deben organizarse para defenderse de la prensa basura. La libertad de expresión de los que tenemos el privilegio de la tribuna en un diario, el micrófono de una radio o el video en un canal de TV, no puede ni debe atropellar los circuitos íntimos de las personas y menos bajo el prurito de que éstas son públicas y por lo tanto todos sus actos deben mirarse bajo esa óptica.  En el Perú hacen falta iniciativas de esa naturaleza y ojalá que muchos periodistas la hagan suya (Con información del diario Expreso).

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |