Banner Tuvivienda
Lunes 26 de febrero 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 28 de agosto 2012

[Venezuela] Amuay, la función debe concluir

Por: Roberto Giusti.
[Venezuela] Amuay, la función debe concluir
Foto: m24digital.com

Que la función deba continuar, así como así, como si no hubiera pasado nada, siguiendo la frase de Molière, sobre decenas de muertos y un país conmovido por la tragedia, no sólo resulta un acto de suprema irresponsabilidad sino de total carencia de compasión y de sentido de la justicia. No, esta función, que es farsa y tragedia a la vez, ya ha durado demasiado tiempo y el costo que hemos pagado los venezolanos por asistir a ella, bien sea como espectadores pasivos o como víctimas propiciatorias, supera los límites de la más tolerante de las sociedades.

Para nada se puede seguir aceptando el chantaje de la no "politización" de catástrofes como la ocurrida en Amuay, ni esperar investigaciones que nunca llegan a nada o argumentos baladíes ("es mentira que olía a gas"), para tapar las verdaderas causas que atentan contra un país en vías de disolución por la incapacidad de una clase dominante cuyo único objetivo es mantenerse en el poder a toda costa.

Los accidentes pasan en cualquier parte del mundo y a veces forman parte de los imponderables, pero la ocurrencia sistemática y permanente de este tipo de hechos, a lo largo del tiempo, en pequeña escala y prácticamente en todas las instalaciones petroleras del país, así como los informes de los entendidos, según los cuales no se han estado desarrollando los planes de mantenimiento y mejoramiento tecnológico, dan cuenta de la inercia y la incapacidad criminales a la hora de manejar una actividad tan compleja como esa.

Cuando los gobernantes asumen tareas para las cuales no están capacitados y anteponen a las capacidades y el conocimiento, la politiquería, el clientelismo y la ignorancia, uno se explica el fiasco de los fundos estatizados e improductivos, la paralización de las industrias confiscadas, la construcción de viviendas sin desarrollo previo de planes urbanísticos, el fracaso de las escuelas bolivarianas, la crisis productiva y accidentes de trabajo en las empresas básicas , la mortandad de las cárceles, la destrucción progresiva de la infraestructura, los derrames petroleros y, ahora, el atroz siniestro de Amuay.

Pero no sólo se trata de una concepción equivocada que antepone los objetivos de dominación total a cualquier otro tipo de consideración, a la peor manera estalinista. Para nada porque ni siquiera son capaces de copiar bien la copia cubana del sistema impuesto por el déspota georgiano. El problema es que no pueden, ni saben ni quieren hacer obra. Y la estulticia como estrategia tiene sus límites. No por casualidad los de los soviéticos en el poder coincidieron con el estallido de Chernóbil. Amuay, una tragedia que se hubiera podido evitar y se evitó en otros tiempos, pareciera la terrible premonición del fin de una época (Con información del diario El Universal).

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan