Banner Tuvivienda
Viernes 22 de noviembre 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 03 de septiembre 2012

El arduo equilibrio del presidente Humala

Por: Jorge Alania Vera.
El arduo equilibrio del presidente Humala
Foto: Andina

En entrevista a la publicación The Report,  Perú 2012, del Oxford Business Group –pulcra y documentada edición íntegramente en inglés de 236 páginas– el presidente Ollanta Humala se refiere  al equilibrio que su Gobierno buscará entre la promoción de la estabilidad económica  a través del crecimiento,  y la insoslayable necesidad de darle a este crecimiento el componente cada vez más protagónico de la inclusión social. El jefe de Estado hace también alusión –en este contexto– a las reglas macroeconómicas vigentes, claras y precisas, y al compromiso de responsabilidad social integral que les corresponde asumir a las empresas privadas.

Manejar ese equilibrio es la gran responsabilidad, no sólo de la hora sino de todo el periodo gubernamental del Primer Mandatario. Tras su primer año de gestión y pese a todas las contingencias políticas y sociales que se han vivido, es evidente que ese equilibrio se ha mantenido y, como consecuencia, el país ha seguido creciendo y fortaleciéndose en los campos económico, financiero, fiscal y tributario, y se ha avanzado en la implementación de programas sociales destinados a paliar la pobreza y la pobreza extrema. En ambos casos, hay una sinergia que destacar.

La entrevista mencionada lleva un titular feliz y preciso: Spreading prosperity, Proyectando la prosperidad que es, justamente, lo que esa sinergia busca. No hay manera de desarrollarse sin que ese esfuerzo comprometa y beneficie a todos los segmentos  ciudadanos. Para efectivamente proyectar la prosperidad, es necesaria la inclusión social, única forma en que las brechas se acortan haciendo posible la cohesión social, base del desarrollo de los países.

Todos los conflictos sociales pasados y por venir son reflejo de la inequidad existente en el Perú, uno de los países más inequitativos del mundo. Por ello gran progreso de algunas zonas en contraste con el atraso de otras a las que no llega el efecto del crecimiento. Es tan grande la brecha que mientras el Perú es puesto de ejemplo por su fortaleza económica y por su emprendimiento, algunas de sus regiones parecieran que pertenecieran a otro país se ha quedado estancado en el atraso y la marginalidad.

Para juntar esas dos realidades, no hay otra fórmula que seguir en busca de ese arduo equilibrio,  conscientes de que sin él no hay más que  el liberalismo económico que sólo hace más ricos a los ricos o el populismo ineficaz y botarate cuyo destino es la ruina (Con información del diario Expreso).

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |