Banner Tuvivienda
Miércoles 29 de mayo 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 10 de septiembre 2012

Chávez, el privatizador

Por: Angel García Banchs.
Chávez, el privatizador
Foto: Referencial

En la historia político-económica del siglo XX y XXI, el gobierno que más privatizó la producción de bienes públicos en Venezuela ha sido el actual de Hugo Chávez Frías. Abajo explicó por qué.

En toda sociedad existen tres tipos de bienes: públicos, privados, y comunes o gratuitos. Los bienes públicos como la infraestructura física y social, las calles, avenidas, plazas, vías, medios, carreteras, autopistas, puertos, aeropuertos, aguas negras y aguas blancas, la salud y educación hay que producirlos y, por tanto, tienen un costo de producción que el Estado paga con impuestos en procura de una mayor productividad y rentabilidad social. Mientras que los bienes privados, que también deben producirse y, por ende, cuestan, implican una rentabilidad financiera, con capacidad de excluir del usufructo a terceros; por ejemplo, los alimentos (una plaza es de todos, pero mi comida es mía y la tuya, tuya), las manufacturas, los automóviles, y los servicios a la industria o a los consumidores. Finalmente, los bienes comunes o gratuitos como el mar, los ríos o el lago de Valencia, la flora y la fauna, son dotaciones divinas o bienes de la naturaleza, que no se producen y, por tanto, no cuestan, al igual que por sus características no permiten excluir de su usufructo o disfrute a un tercero.

Desgraciadamente, no solo Chávez no protegió los bienes comunes de la naturaleza, como ha ocurrido con el lago de Valencia, el de Maracaibo y los derrames petroleros, sino que también ha privatizado bienes públicos fundamentales.

Hugo Chávez Frías ha sido el mayor privatizador de bienes públicos de la Venezuela del siglo XX y XXI. Cuando observamos que, la gran mayoría de las urbanizaciones del país tienen garitas de vigilancia privada; cuando hay que pagar por clubes privados por el abandono y la falta de seguridad de los parques, las calles, avenidas y las plazas públicas; cuando la gente compra automóviles blindados para no ser asaltados durante el tráfico; cuando no pocos pagan guardaespaldas, porque la policía no sirve, extorsiona y delinque, el gobierno de Chávez privatiza el bien público, seguridad.

Cuando vemos con dolor que los pobres y menos pudientes no entran a las universidades por el hecho de no estar preparados; cuando los padres deben pagar colegios privados; cuando los peores maestros, la droga y las mafias están en los acabados liceos públicos, Chávez privatiza el bien público, educación.

Cuando los pobres pierden medio día de trabajo para poder bajar, llenar y subir la bombona de gas a los cerros, Chávez privatiza el servicio público, distribución del gas. Cuando los menos pudientes deben esperar los camiones cisterna que traen el agua, Chávez privatiza el servicio público de las aguas blancas. Y, cuando en los edificios y en las fábricas se gastan enormes sumas de dinero para poder instalar las plantas eléctricas y lidiar con la crisis de energía del país, Chávez privatiza el servicio eléctrico público.

Tenemos un país al revés, el Estado produciendo bienes privados como cabillas, cemento, café, aceite y arepas, pero, no educación, salud y, en fin, infraestructura física y social. Tan solo el Fonden manejó alrededor de 100 mil millones de dólares estadounidenses, suficientes para 100 autopistas Caracas-Puerto la Cruz, muchos puertos y aeropuertos, carreteras, conexiones entre pueblos y ciudades, miles de escuelas, hospitales, plazas, espacios públicos y deportivos. Pero, nada de eso hizo el presidente, Hugo Chávez Frías, el mayor privatizador de la historia reciente venezolana, sí, el mismo que llama a Henrique Capriles neoliberal. (El Universal)

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan