Banner Tuvivienda
Viernes 01 de marzo 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 02 de octubre 2012

[Bolivia] El proletariado minero sin brújula

Por: Víctor Flores Álvarez
[Bolivia] El proletariado minero sin brújula
Foto: demotix.com

La vanguardia del proletariado; los mineros, el sector más esclarecido de la clase trabajadora; los llamados históricamente a conducir los procesos revolucionarios, los que deben agotar todo esfuerzo para impulsar el avance de las masas en su perspectiva histórica, han perdido la brújula; en este Proceso que es propiedad de los explotados. Porque, aún no alcanzan a descubrir a sus verdaderos enemigos de clase. Increíble pero cierto. Para pena nuestra y de los explotados, se sabe que los verdaderos enemigos de los explotados son la oligarquía (Banca privada Minería Mediana, Agroindustria, Burguesía Comercial) enquistada en transnacionales; en la estrategia del imperialismo “belicoso y aliado” para matarnos y/o explotarnos sin interesarles nuestra situación de pobreza. La ausencia de ideología revolucionaria (no discurso, que es fácil) en el sector minero, es lo que no le permite ver los acontecimientos más allá de sus intereses intestinos o de distracción “revolucionaria”. Están ciegos, los trotskistas y los revolucionarios de salón, son los tuertos que se sienten “conductores”, “líderes”, ante la ausencia del factor consciente de las masas. Ante un pueblo que los soporta estoicamente, y que está a la espera del momento oportuno, para castigar tal osadía concomitante con la derecha. Una vez más, el poder de la consciencia del pueblo quedará expresado de manera contundente, con su voto en las urnas. Lo lamentable de todo esto es que, se retarda la profundización del Proceso de Cambios sin conducción política.

LA NECESIDAD DE DECIDIR SIN AFECTAR AL SUSTENTO DE BASE:

Un buen padre, cuando tiene un conflicto entre sus hijos, cada quien con su posición “justificada”, pero muy enfrentados; no puede recurrir al expediente del desastre, liquidando a uno para darle razón al otro, cuando el resto de la familia le piden que haga todo el esfuerzo para reconciliarlos equilibrando sus intereses en conflicto. Difícil tarea, pero que se lo debe cumplir, en base a los códigos naturales de la familia, o ella colapsa irremediablemente.

En la actual coyuntura, no se entiende cómo, después de que el actual gobierno, a través de decisiones firmes, ha ido recuperando el Aparato Productivo del Estado, entre ellos COMIBOL; devolviendo estabilidad laboral para quienes fueron hostigados con inclemencia por gobiernos neoliberales durante dos décadas (Más de 10.000 trabajadores mineros despedidos con el D.S.21060 en 1985, instauración del trágico Neoliberalismo en Bolivia). Con el actual Proceso de Cambios, se recuperó más de 5.000 fuentes de trabajo reactivando COMIBOL, cuyos beneficiarios parecen no haber tomado consciencia a lo que se deben. Ni de quienes fueron sus protagonistas (en su mayoría desocupados, o sin dependencia obrero patronal), entre ellos; sus hermanos de sangre: los campesinos y los mineros cooperativistas que sobre vivieron al Estado Neoliberal. Los unos subvencionado el consumo interno y los otros como sobre vivientes del proletariado minero. Tal fue la situación de indolencia de los gobiernos del MNR, MIR, ADN, NFR; que les empujaron a emigrar al exterior, al mercado de la economía informal y a la producción de la hoja de coca. Los mismos que hoy son prófugos de la justicia: los genocidas y ladrones del Estado. A no olvidarlo.

En esta coyuntura de avances revolucionarios, ya sucedió el enfrentamiento entre mineros en Huanuni. Para contento de la derecha, hoy sucede lo mismo en Colquiri. En ambos enfrentamientos fratricidas, no medió el “problema” ideológico sobre la conducción del actual Proceso, que se desarrolla con muchísima dificultad, en una crisis del capitalismo sin precedentes. Lo que media son instintos neoliberales o contra revolucionarios. Discursos radicales que distraen sobre el avance de las masas en un Proceso que les pertenece incuestionablemente, y que no le pertenece a ningún sector en particular, mucho menos al trotskismo y a los revolucionarios de salón que contribuyen con la derecha sin rubor alguno (Para ellos, tienen el apoyo del pueblo contra el gobierno; reacción de la derecha).

Entonces, el gobierno no puede tomar parte favorable por una de las partes en conflicto, sino equilibrar sus intereses en lo que es posible, asistiendo técnicamente a la solución y estableciendo claro precedente de la propiedad del Estado sobre los recursos naturales renovables y no renovables, tal cual manda la actual Constitución. Cuyos réditos deben ser de beneficio para todo el pueblo boliviano. Por supuesto, descartando cualquier picardía de tinte neoliberal que pretenda la acumulación a costa del Estado; o el radicalismo distraccionista.

EXTRAÑA CONTRADICCION QUE NO CONDUCE A NADA:

Las nuevas generaciones, con vivencia neoliberal, necesitan explicación convincente para romper la concepción neoliberal de la que fueron víctimas y receptáculos pasivos durante dos largas décadas; así como estamos, ¿que ejemplo pueden asimilar para un cambio de mentalidad, si tras el discurso radical aflora la conducta neoliberal de los mineros en esta coyuntura?, ¿si los llamados a arriesgar todo por los demás, están perdidos en apetitos intestinos o brocas de “vanguardia” proletaria?. Por el lado que se lo vea, ninguna de esas conductas enfrentadas es digna de imitarlos o de rescatarlos como orientación para el avance de las masas; todo lo contrario, los dejan en una orfandad increíble. Cuando el nuevo tipo de Estado Plurinacional con Autonomías, apenas, a gatas, pretende la Liberación Nacional y Social. La obstrucción al actual Proceso de Cambios termina contribuyendo a la estrategia de dominación de los países “desarrollados” en profunda crisis, al imperialismo.

El proletariado minero en su conjunto, parece no haberse enterado sobre la estrategia diseñada por el Pentágono Norteamericano. Sobre el magnicidio, o la creación de condiciones (confrontaciones fratricidas internas, con extrañas influencias) para una intervención armada y la división del país. Parecen no haberse enterado lo que sucedió en Afganistán, Irak y Libia (cuyos líderes fueron asesinados) y lo que se pretende con Irán y Siria, donde los “rebeldes” (trotskistas y mercenarios) son alimentados “revolucionariamente” por los países capitalistas, el Imperialismo. Acá cabe la enseñanza de: “No nos hiramos entre corderos cuando el lobo está al asecho”, pero; que lejos están nuestros líderes proletarios de asimilar esa enseñanza o la situación internacional antes indicada a la realidad nuestra y a la del Continente. Así, el Proceso de Cambios se pone cuesta arriba. Para peor, gracias a los mineros, otra hora vanguardia del Proletariado.

Increíblemente, ambos sectores mineros no se movilizan con la misma contundencia para apoyar en la agilización de los procesos a genocidas y ladrones del Estado como: Gonzalo Sánchez de Lozada (MNR) y sus secuaces; Juan Carlos Sánchez Versaín (MNR) y Manfred reyes Villa (NFR), o contra Leopoldo Fernández (ADN), o los “exiliados” prófugos de la justicia como: el Senador Roger Pinto Molina (ADN) y ex gobernador de Tarija Mario Cossío Cortez (MNR). Algo peor, contra quienes intentaron un magnicidio y la división del país (mercenarios apoyados por la derecha fascista). Y otros que gobernaron el Estado Neoliberal, y que hoy se movilizan mimetizados como sustento de quienes tipifican al actual gobierno de Evo Morales Ayma-Álvaro García Linera; como de “derecha” o de neo-neoliberal. Curiosa conducta que queda registrado en nuestra historia como lo más vergonzante del proletariado boliviano y de los pseudo revolucionarios, implicándola a la COB.

El otro indicador es que, extrañamente se atacan entre hermanos cuando el verdadero enemigo de clase esta al frente, transnacionales con concesiones vigentes en occidente y el oriente boliviano (96% para privados y sólo 4% para COMIBOL, en Beni y Santa Cruz), gracias a los gobiernos neoliberales. Tras la muerte fratricida, proletarios mineros (únicos culpables) y la derecha hacen coro responsabilizando al gobierno del hecho delictivo (asesinato con dinamita).

CLIMA DE NEGOCIACIONES CON TINTE FASCISTA:

Las negociaciones en tripartito han trasuntado en agresiones de carácter verbal y hasta de carácter físico, cuando los indicadores arrojan resultados positivos en un 70% a las demandas planteadas. Al margen de las disculpas que surgieron en circunstancias de las negociaciones, quedaba como problema algo estrictamente técnico: determinación de los ramales a ser adjudicados respecto a la veta millonaria “rosario”. No media la discusión ideológica que permita salir a ambos de la profunda crisis en la que se encuentran atrapados. No les interesa el Proceso de Cambios en su avance estratégico para bien de todos. De lo cual, con seguridad, los imperialistas deben de estar batiendo palmas a cansar. Se lo están haciendo lo que ni la oligarquía ni sus tentáculos pueden; generar crisis, mejor si es con derramamiento de sangre (un muerto más entre hermanos mineros) y un magnicidio para justificar una intervención; esta vez vía Paraguay o por Chile. Entre tanto, permanece la fuerza (dinamitazos), cuyos resultados aventureros lo endilgan sin rubor al gobierno, y se mantiene el desarme ideológico de las masas encausadas en su perspectiva histórica. Una tarea que debería ser asumida por la COB y la CSUTCB, para avanzar mejor en alianza estratégica.

¡LA UNIDAD HOY, O LA DERROTA MAÑANA!, advertía Marcelo Q.S.C. ante el peligro que siembra la derecha y los pseudo revolucionarios patológicamente rabiosos y agresivos contra el avance de las masas.

Nota publicada en bolpress

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan