Banner Tuvivienda
Jueves 23 de mayo 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Domingo 28 de octubre 2012

El idioma oportunista

Por: César Campos R.
El idioma oportunista
Foto: Difusión


César Campos R., autor de estas líneas


Lo que más desconsuela de lo acontecido en La Parada y alrededores no sólo es el balance trágico de muertos y heridos. Tampoco la manera cómo han proseguido los hechos de violencia y saqueos a los centros comerciales de otras zonas (aunque lo niegue Gabriel Prado de la Municipalidad de Lima, ahí están los videos de lo que pasó ayer en el mercado de Collique), generando un cierrapuertas y las consiguientes pérdidas económicas para sus esforzados emprendedores. No sólo el fuego cruzado de acusaciones para ubicar a o los responsables del saldo negativo de la primera operación de cerco al viejo mercado mayorista.

Junto a todo esto deprime el doble discurso, el idioma oportunista, la actitud farisea de rasgarse la vestidura optada por quienes cierran filas en torno a la alcaldesa Susana Villarán y la blindan torpemente profundizando la naturaleza política (que no debería tenerla) de un episodio lamentable derivado de una pésima decisión administrativa.

Porque muchos gonfaloneros del blindaje villaranista, antes de meditar en las consecuencias de una acción que debió reducir a cero su costo físico y material (como ocurrió con el desalojo de los ambulantes de la avenida Abancay en 1997 o del mercado de Santa Anita el año 2007, bien recordados ayer por Roxanne Cheesman en un diario), han colocado en primera fila el proceso revocatorio contra la alcaldesa, sus intenciones y a los posibles actores ocultos detrás del mismo. Ese tema vale más para ellos que las dos personas muertas y las más de cien heridas.

Y por supuesto que la circunstancia se presta para ello, habida cuenta que el mismo día del operativo policial quedó sancionado el primer paso para someter a consulta popular la permanencia de Villarán en el sillón edil. Pero, ¿no era que la izquierda peruana tiene una moral superior, una profunda convicción social y humana de la cual la derecha u otros exponentes políticos del país carecen?  ¿No asomaban de inmediato lágrimas en los ojos de nuestra fauna progresista ante la noticia de una vida segada por la falta de diálogo y la incomprensión del fenómeno de la movilización popular?

La izquierda ahora sí ubica a vándalos y delincuentes detrás de los comerciantes atrincherados en La Parada. No lo hizo el 2007 cuando se avistaba la intervención de Santa Anita. Una experiencia personal lo demuestra: quien esto escribe, entonces conductor de un programa de noticias en la TV estatal, fue severamente criticado por la hoy presidenta de la coordinadora nacional de DD.HH. en su columna del diario La República, por evidenciar los intereses subalternos y mafiosos de Fernandino Nieto y Herminio Porras, promotores del control ilegal de Santa Anita.

Según ella, yo era un “ignorante” de la dinámica social que había llevado a los comerciantes a permanecer ahí, caricaturizando mi opinión y como si esa gente humilde hubiera sido el objeto de mis comentarios censores.

Como siempre, en cierto sector de la izquierda peruana hay doble discurso, idioma oportunista,  actitud farisea. Pese a ello, mantengo mi parecer contrario a la revocatoria de Susana Villarán y ya lo explicaré en otra oportunidad.

Artículo publicado en la columna Agenda Política del diario Expreso

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
3 comentarios
Asi son de hipócritas cierto sector, del rojimio izquierdista,que en su desesperación por verse descubierto toda su sinverguenseria,acuden a su inspiración con el cuchillo de doble filo y arremeten, para ellos no exsiste la mea culpa,se sienten poderosos pero a la vez atormentados,como cuando un miembro caviar colegiado suelta su opinión para insinuar que detras de los hechos esta la mano de los fujimoristas y apristas pobre diablo,lo cierto es que con Villarán ó sin Villarán el complejo de SANTA ANITA obra concluida por el ex alcalde Luis Castañeda era eminente tarde ó temprano gracias LUCHO.
28 de octubre 2012
César Campos era el periodista oficioso u oficial de uno de los presidentes más corruptos de la historia peruana, Alan García Pérez. Luis Castañeda, alcalde de Lima, hizo la comparsa corrupta con Alan. Recuerden siempre amigos, las obras que hizo Castañeda no tenían control de nada, y con dinero público, Alan le puso la ley y ambos gozaron la impunidad fiscal. Creen ustedes que la Oficina Internacional de Migraciones (OIM) tiene la capacidad y facultad de hacer control de costos y gastos en obras públicas. Dónde estaba el periodismo de César Campos, primero el dinero compañeros.
29 de octubre 2012
Si César Campos fué periodista oficioso de uno de los presidentes mas corruptos de Perú, o sea ALAN GARCIa PEREZ, entonces ya no se le puede creer ni lo que come, y entonces es tan culpable de la corrupción y corparativismo que sucedió en época aprista.
29 de octubre 2012
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan