Banner Tuvivienda
Lunes 20 de mayo 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Miércoles 07 de noviembre 2012

Barack Obama y sus "cuatro años más": suerte en lo que se viene

Por: Francisco Huanacune Rosas
Barack Obama y sus 'cuatro años más': suerte en lo que se viene
Foto: Difusión

A la pregunta que muchos, ciudadanos norteamericanos o no, se plantearon en torno por quién se inclinarían este primer martes de noviembre a fin de escoger al hombre que presidirá el poder ejecutivo de los Estados Unidos de Norteamérica, un porcentaje significativo de los 215 millones de estadounidenses aptos para votar, tarde, casi en la postrimerías de este excitante 6 de noviembre, le dio finalmente respuesta. A tres cuartos de hora de la medianoche, el mundo se enteró que gracias al triunfo en el estado indeciso de Iowa, Barack Obama había superado la barrera de los 270 votos que todo candidato que se desea verdaderamente ganador debía obtener a fin de hacerse de la elección en el llamado Colegio Electoral este 17 de diciembre.

Y en medio del ambiente generado por la dialéctica entre la tristeza de quienes veían en el ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, al cuadragésimo quinto presidente de la Unión, y su antípoda emocional que era la alegría desbordante que expresaban en plazas, bares, hall de hoteles, o donde se encontraban, los del campo demócrata, a través de un mensaje vía twitter, el presidente reelecto se dirigió a quienes lo apoyaron con su voto, diciéndoles, no sin antes agradecer, “cuatro años más”. Así como se lee, cuatro años más que se sucederán entre el 20 de enero de 2013 y el también vigésimo día del 2017, día en el que por mandato constitucional Barack Obama entregará la posta esta vez sí al cuadragésimo quinto inquilino de la Casa Blanca.

De manera que atrás, formando parte ya de la historia, queda Mitt Romney, quien hasta ayer, para no pocos, aunque no para los más advertidos, luchaba palmo a palmo con el ahora reelecto presidente por conquistar los votos en los llamados estados indecisos, bregando hasta más no poder para hacerse por delegación soberana del cargo de mayor rango público en su país. Atrás por ende quedan las propuestas a nivel interno y las que conciernen a la proyección de los Estados Unidos en el mundo, al igual que los valores subyacentes a la teoría y praxis republicana que Mitt Romney promovió hasta cuando pudo. Hasta cuando tomo conciencia de que de poco servía seguir con su periplo electoral ante la inminencia del final del proceso electoral.

Los norteamericanos, está claro, han apostado por la continuación del proyecto demócrata enarbolado por el presidente cuyo primer mandato finaliza en dos meses y medio. Barack Obama gozará así de un horizonte de tiempo de cuarenta y ocho meses, “cuatro, a su buen decir, años más”, para implementar las reformas que le permitan a la aun primera potencia económica a nivel mundial sanear sus cuentas fiscales, reequilibrar su relación financiera y comercial con el mundo globalizado, reactivar su economía, reducir el desempleo, capitalizando a través de las llamadas reformas sanitaria y educativa al estadounidense de a pie. Esto, garantizando al orbe que la presencia norteamericana no está orientada a vencer, sino, tal como el mundo de ahora exige, a convencer, si de lo que se trata es de encontrar solución a problemas que solo un multilateralismo bien entendido permite alcanzar.

Ardua será la tarea del que ahora es el segundo presidente demócrata en ser reelegido después de la II Guerra Mundial. Difícil, muy difícil, porque al igual que lo que experimentó Barack Obama en la segunda mitad de su primer mandato, durante la primera del que aproxima, los resultados electorales así lo anuncian, tendrá al frente una Cámara de Representantes controlada una vez más por el Partido Republicano. Una organización política que ha pagado caro su sectarismo y obstruccionismo legislativos, al poner en jaque a quien tenían por el contrario que fortalecer, a Mitt Romney. Una experiencia electoralmente dolorosa que quién sabe vaya a ser bien procesada en el seno de esta organización... Por lo que lo menos que podemos hacer es desearle suerte a Barack Obama, suerte a los Estados Unidos y suerte al mundo que con este gran país compartimos.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan