Banner Tuvivienda
Jueves 29 de septiembre 2022   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 18 de diciembre 2012

Dos fracasos y una promesa en sector energético

Por: César Gutiérrez
Dos fracasos y una promesa en sector energético
Foto: Difusión

Con otra gran promesa, el gasoducto del sur del Perú, el Humalismo con sus cajas de resonancia oficial y  oficiosa, más tontos útiles reclutados, tratan de ocultar dos fracasos de anuncios de faraónicas obras en el sector hidrocarburos: el gasoducto sur andino y la modernización de Refinería Talara.

La nueva oferta para el gran público es, que en tres años se tendrá construido un gasoducto y poliducto en la zona del Cusco, con llegada a la ciudad de Ilo. Voluntarismo puro, con demostración objetiva a  mi cargo asumiendo toda la responsabilidad de mi pronóstico.

 A las pruebas me remito: la elaboración de bases, que incluye el contrato de concesión que no es nada sencillo, demorará no menos de seis meses. El período de consultas, respuestas y promoción en búsqueda interesados, tarea compleja, pues se busca un contratista, inversionista, operador, que con cerca de 1,000 millones de dólares invertidos por él, sin la existencia de ingeniería; tardará no menos de 12 meses hasta tener un ganador. Luego vendrá el período de garantías bancarias y firma de contratos, que tomará cerca de tres meses. De allí se da la largada, siendo su primera dificultad la consulta previa y la aprobación del estudio de impacto ambiental, el tiempo necesario para ello será no menos de veinticuatro meses. Es decir que hasta el inicio de obras, transcurrirá un tiempo de cuarentaicinco meses. En buen romance, tres años nueve meses, estamos hablando que para el mes de septiembre del año 2016, se podrán iniciar los trabajos, fecha en la cual la era Ollanta ya habrá culminado. De allí hacia adelante si no hay contratiempos, hacia septiembre del 2019 se podría romper la botella de champagne.

Esta realidad se ha mostrado distorsionada haciendo ver que antes de culminar esta administración gubernamental se inaugurará la obra. Con triunfalismo irresponsable, se escamotea el hecho de haberse enfrentado a la realidad del fracaso del gasoducto vociferado por la brasileña Odebretch, a través de su empresa Kuntur, de una inversión de 6,000 millones de dólares y la modernización de Refinería Talara de propiedad de Petroperú, que llegó  a la cifra sideral de 3,400 millones de dólares. Seriedad en los anuncios es lo mínimo que se puede exigir.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
LO MÁS LEÍDO
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan