Banner Tuvivienda
Lunes 22 de abril 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Viernes 04 de enero 2013

Alianza y Gomorra

Por: Renato Guerrero.
Alianza y Gomorra
Foto: Referencial

La historia de Sodoma y Gomorra cuenta que Dios castigó a estas tierras con su destrucción debido a la perversión de sus habitantes. Muy lejos de la supuesta 'Numeria' se encuentra Lima, capital de nuestro país y cuna de los equipos más importantes del Perú. Nuestros equipos tradicionales aún conservan su historia, pero cuando estos se manejan como Sodoma y Gomorra pareciera que el destino de los clubes terminará siendo el mismo.

Los casos de Sport Boys y Deportivo Municipal ya son conocidos por todos y dejan claro que cuando las cosas se manejan para llenarse los bolsillos, nada más importa. Muy lejos de esa realidad, pero destinado al fracaso institucional, se encuentra el Club Alianza Lima. Manejado hace un tiempo por el delincuente 'Pocho Alacrán' y hoy guiado por la administración temporal de Alba Consult SAC, con Susana Cuba a la cabeza, el club 'blanquiazul' está tratando de estabilizarse económicamente dejando el lado humano de lado.

Al parecer, la Administración Temporal confunde eficiencia o rigurosidad con maltrato y poco interés hacia las personas. Tras despidos de gente ligada al club por años se siguió con el despido de jugadores/técnicos de mala manera e incluso prohibiéndoles la entrada a las instalaciones del Alejandro Villanueva. Aquí quiero hacer una pausa para hablar del tema de José Soto: El ex DT fue despedido del club y por consiguiente no puede entrar como Pedro por su casa a 'Matute'. De eso no hay dudas, pero las maneras están equivocadas.

Hoy, 4 de enero del 2013 el plantel aliancista debía asistir al estadio para realizarse los chequeos médicos y un caso en particular hizo que volvamos a pensar en Sodoma y Gomorra. Franco Navarro Jr. asistió, como parte del plantel, a entrenar pero se le negó la ropa deportiva. Un dirigente, a la pasada, le comunicó que el club no lo tenía en sus planes para esta temporada. Aquí viene lo interesante porque si pensabas que no existía la fusión de burro y humano, la acabamos de encontrar.

Un jugador profesional al que no se le comunica que no está en los planes del comando técnico el primer día de la pretemporada es, prácticamente, un jugador que tendrá que ir a entrenar con agremiados o, en tal vez, mirar los entrenamiento. Entonces, ¿es tan difícil para estos ineptos comunicarle a un jugador su 'salida' del club? ¿Es dable que este grupo de payasos maltraten a las personas como si nada? Lo más triste es que después todos vamos a leer que fue Alianza quien maltrató a tal o cual jugador cuando en realidad la estupidez viene de los que manejan el club. Franquito tiene contrato vigente y lo hará respetar, veremosqué sucede en estos días.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan