Viernes 23 de junio 2017   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 15 de enero 2013

Carta abierta a la Junta Contralora Country Club El Bosque

Fuente: Difusión
Carta abierta a la Junta Contralora Country Club El Bosque
Foto: Difusión


Carta abierta a la Junta Contralora Country Club El Bosque


El Bosque, 15 de enero de 2013

Señores

Rául Dávila
Juan Gutiérrez
José Bozzo
Liliana Mendoza
Javier Wong
Junta Contralora
Country Club El Bosque

Estimados consocios:

Como directivo elegido conjuntamente con ustedes por los socios del Club El Bosque en los comicios de noviembre de 2011, me permito escribirles esta misiva, que es un llamado a la reflexión.

Van dos Asambleas de socios que la Junta Contralora presenta informes con medias verdades que alarma a los socios y por lo que ustedes cuentan nuestro querido club parecería que está al nivel del club "Cinco Esquinas" o "El Porvenir" y esa, no es la realidad. No es la realidad. En esta última Asamblea, no se tomó, por ejemplo, los descargos del Consejo Directivo o de la Gerencia General y, en cambio, se ofreció un panorama tétrico y alarmista a los socios. Esto, aquí y en la Cochinchina, son medias verdades. Las medias verdades, no son la verdad. En algún momento se mencionó que habían recibido dichos informes, pero a casi a soto voce, no con la contundencia que necesita el socio para que tenga una correcta visión. Tampoco, y hay que resaltarlo, la Contralora no tuvo, en su exposición, una línea de elogio a las obras y su transparencia en el gasto. Para ustedes no hubo nada bueno. Esto, perdónenme lo crudo, es mezquindad.

En la vida hay dos valores fundamentales: la lealtad y la fidelidad. Hay muchas opiniones para diferenciarlos, pero para mí la fidelidad es a la persona y la lealtad a la institución. Me parece que, nosotros, los elegidos por los socios, tenemos que tener ambos valores. Esto es un gran principio ético. Desgraciadamente lo ético no se enseña de grande, viene per se o se inculca desde niño.

Fuimos elegidos en la lista bajo el liderazgo de Manuel Benavente Gárate -ojo que hay que reconocer que él nos llevó a la victoria, duela a quién le duela- y debemos, por un mínimo de respeto, tenerle fidelidad. Por supuesto se argumentará que la lealtad a la institución está por encima a la fidelidad a la persona, estamos de acuerdo, pero tiene que haber un mínimo de coherencia y tenemos que tener respeto a quien nos buscó para incluirnos en su lista y además, trabajar en equipo, que es la principal deficiencia de cada uno de nosotros.

"La lealtad es un valor que básicamente consiste en no darle la espalda a determinada persona o al equipo y que están unidos por lazos de amistad o por alguna relación, es decir, el cumplimiento de honor y gratitud". ¿Dónde está la amistad, el honor, dónde la gratitud, que no los veo? Está claro que tenemos el derecho de discrepar, pero hay una sabiduría y enseñanza añeja "Se critica en privado y se elogia en público".

Que quede claro que nadie está pretendiendo que se oculte al socio una realidad, pero lo que se siembra mal, se cosecha mal. Ya un socio mal infomado, porque estuvo mal informado, pidió que el Consejo Directivo renuncie. ¿Eso es lo que buscaban? Y si no era eso, entonces los planteamientos y el mensaje no estuvieron correctos.

Tanto las relaciones de amistad, como de trabajo. se ve que no andan bien. Ninguno de ustedes, ni uno solo, como una elemental muestra de cortesía, fueron al almuerzo de confraternidad brindado por el Presidente del Club, luego de la Asamblea, a pesar que Benavente en su discurso final invocó a la unión y al trabajo en equipo. No soy quien para calificar la clase de personas que son. Dios, en su juicio final, pedirá cuentas a todos.

Y si no se quiere la unión, ni el trabajo en equipo, es mejor dar un paso al costado. El Club lo agradecerá porque no se puede gobernar en el pandemonium, sin fidelidad y con una mala entendida lealtad, un "me debo al socio" que es pura hipocresía.

Vengo al Club desde 1967 y ya tengo 31 años de socio. Lo he visto desarrollarse y crecer. Y mis hijos con él. He sufrido en las aciagas horas de Wendorff, en las que casi quiebra al Club, que reaccionó y fue más grande que sus problemas. Los socios nuevos ignoran lo que sucedió. El Bosque está cada vez mejor gracias al empuje y a las presidencias de Alberto Sanabria, Gastón Hernández, Javier Gonzales, Miguel Góngora, Jorge "Coco" Alva y Manuel Benavente. Nadie puede manchar una trayectoria honorable. Todo lo logrado se hizo con capacidad de trabajo, honestidad y transparencia. Las cuentas están en azul gracias a una buena administración y si hay errores, que los hay, juntos los podemos corregir, pero sin estridencias ni discursos para la galería.

Cordialmente,

Ricardo Sánchez-Serra
Secretario
Junta Calificadora y Disciplina
Country Club El Bosque

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |