Banner Tuvivienda
Lunes 20 de mayo 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 25 de febrero 2013

Reacción, reflexión y eco

Por: Sathya Sai Baba
Reacción, reflexión y eco
Foto: Difusión


¡Encarnaciones del Amor!


“Debemos desarrollar más y más fe en Dios, en esta fe no debe haber ningún tipo de duda. A pesar de que las dudas tienen su origen en la imaginación, lo cual es psicológico, ellas no tienen nada que ver con el Ser Humano. Nuestros pensamientos son sólo una reacción, reflexión y un eco de nuestra propia mente, no tienen nada que ver con la Divinidad. Debemos conocer detalladamente éstos tres aspectos de la mente: Reacción, reflexión y retumbo o eco. La Divinidad está más allá de estos efectos, es un sólo sonido, el cual es la verdad. Conduce tu vida a lo largo del sendero de la rectitud. Dios es Verdad, esto es inmutable. Tengamos plena fe en Él. Actualmente, en este mundo moderno nadie comprende quién es Dios. Ellos no entienden lo qué es la moralidad y la integridad. El día que comprendamos esto y recorramos el camino de la rectitud, ese día prosperaremos y progresaremos.

En la actualidad, el hombre se pasa toda la vida pensando en el dinero, se ha vuelto esclavo del dinero; puede hasta olvidar a Dios pero no al dinero. ¿El quiere dinero?, ¿Qué es lo que verdaderamente éste le provee? Son sólo conveniencias para esta vida pasajera. Pero ustedes deben conocer el misterio de esta vida humana. Ustedes tienen instalado en su cuarto un ventilador o un aire acondicionado, una cama amplia y confortable, una almohada suave; sin embargo, ustedes no consiguen dormir. Entonces ¿De qué les sirven todas esas comodidades? De esta misma manera, al hombre se le ha provisto con las conveniencias del cuerpo, mente e intelecto, para que duerma en paz y logre un sueño profundo. Si no tenemos paz ¿De qué nos sirve este cuerpo y esta mente? Todas estas provisiones, finalmente y de una vez por todas, deben darnos paz.

Sin embargo, no podemos reposar, ni logramos conciliar el sueño. Los sentidos no se les han dado para que estén continuamente agitados; son provisiones creadas para que les sean de ayuda. Cada persona debe reconocer esto. Cuando el hombre desarrolle amor sin egoísmo, obtendrá la paz que necesita. Ésta es la diferencia entre el amor Divino y el amor mundano. El amor del mundo sólo toma, nunca da. En cambio Dios da y nunca toma. Dar, dar y dar, ésta es la principal cualidad del amor Divino. El amor Divino no teme porque no tiene egoísmo; mientras que el amor del mundo está lleno de temor. El amor es el objetivo del amor. El amor es igual al amor. Por lo tanto el amor es triangular. Un lado representa la entrega o el dar, el segundo lado simboliza la ausencia de temor, y el tercero la conexión entre el amor y el amor. El principio y la meta del recorrido del triángulo es el amor. Éste es el Amor Divino.”

El hombre hoy en día le ora a Dios de diferentes maneras.

“¿Por qué orar? él pide dinero, matrimonio, hijos, casa o posición en el trabajo. Todos éstos son deseos del mundo, no se debería rezar a Dios por estas cosas; más bien, se debe pedir por aquello que no se tiene. Hay ausencia de amor en ti y Dios posee amor en abundancia; por lo tanto, pídele amor. El hombre no posee un estado de bienaventuranza, en cambio Dios siempre está repleto, pues pide ser bendecido con esto. Dios es la felicidad suprema, la completa sabiduría, la unidad, lo eterno, la verdad, la pureza, lo inmutable, el eterno testigo. Él está más allá de toda emoción y atributos.

El hombre puede que tenga felicidad, pero no tiene bienaventuranza. Debemos reconocer la diferencia que hay entre éstos dos. La bienaventuranza está relacionada con el corazón, mientras que la felicidad está relacionada con la cabeza, la cual está limitada y se encarga de llevar adelante las responsabilidades. El corazón tiene la razón, siempre provee lo correcto. Nosotros tenemos que luchar cuando tenemos a nuestro lado la razón. La cabeza se ocupa de analizar las cuestiones necesarias para enfrentar dificultades o situaciones de necesidad pero la autorización o el derecho de acción la debe dar el corazón. Cuando la acción corresponde a la motivación interna, a la conciencia, al corazón, entonces nosotros experimentamos la bienaventuranza, independientemente de las dificultades que encontremos. En ausencia de esto a lo sumo obtenemos una alegría pasajera y superficial, cuando las cosas están a nuestro gusto o nos salen bien, eso es la felicidad. La bienaventuranza en cambio es profunda, eleva, genera un alto poder de cambio y perdura. Pidan bienaventuranza a Dios; pídanle las cosas que no tienen.

¿Ustedes quieren dinero? tienen dinero en el mundo, como así también tienen comodidades, comida, etc. ¿Cuando ustedes tienen dos bolígrafos, por qué deben pedir otro? Si ustedes no tienen un bolígrafo, pueden pedirlo a un amigo. Hoy en día, las plegarias se limitan a un sin fin de pedidos mundanos. Rezan como les parece, de manera caprichosa. Ustedes no conocen lo que requieren para su propio bienestar; mientras que Dios sí lo sabe. Por lo tanto, cualquier cosa que Él te dé, debe estar bien para ti puesto que cualquier cosa que Él te diga, lo dice por tu propio bien. El hombre no puede darse cuenta de esto. Dios es el eterno testigo, Él siempre está velando por tu bienestar. Entrega todo a Dios. Toma aquello que te ha sido dado, lleva una vida llena de bendición.”

Jóvenes, deben llevar una vida ideal.

“Jóvenes hombres y mujeres, deben llevar una vida ideal, deben convertirse en ciudadanos ideales. Nunca se desvíen del camino correcto. Comprendan a la Divinidad y lleven una vida Divina. Ustedes son Divinos, son ilimitados. Conózcanse a ustedes mismos, conozcan su verdad; experimenten la bienaventuranza latente en ustedes. No hieran o dañen a nadie, ayuden a todos. Éste es el principal servicio que debemos ofrecer. Si ustedes dañan a alguien es como dañar a Dios mismo. Con referencia a esto, en la Biblia hay un episodio relacionado a San Juan. Él consideraba todo como divino y a todos como sus hermanos. Pero una vez castigó a uno de sus hermanos. Aquella noche Jesús se le apareció en un sueño y lo regañó por considerar a esa persona diferente de él. Jesús le dijo: “Prácticamente me estás castigando a mí”. Él le dijo que Dios reside en todos y cada uno. Nosotros debemos comprender este espíritu de unicidad.

Hoy en día, se hacen cantos y meditaciones, todo esto se hace con el fin de purificar la mente. Cuando la mente es sagrada, todo lo demás se convierte en sagrado. Ustedes deben purificar sus mentes.”

La vida es amor, el amor es vida.

“Ustedes siembran una planta aquí, el retoño crece día a día, luego se convierte en un hermoso árbol lleno de hojas verdes. Después de un tiempo, las hojas se marchitan y las ramas se secan. Así el árbol deja de ser atractivo a la vista. Las personas que cultivaron esta planta con cariño y amor ahora la derriban sin pena o misericordia. La atracción hacia algo termina cuando cesa la vida. Cada objeto en el mundo está destinado a vivir en función de su naturaleza inherente.

Jóvenes, el fuego tiene su cualidad, que es la de quemar. El hielo tiene la importante cualidad de enfriar. El amor es muy importante para el hombre. Si el fuego no llevase consigo la capacidad de quemar, sería cualquier otra cosa; no sería fuego. Si el hielo no produjera frío, entonces sería cualquier sustancia pero no hielo. De igual manera, cuando no hay amor en el corazón humano, éste no tiene vida, no es nada más que algo muerto.

Cada pensamiento es como un hilo. Todo hilo es débil y poco resistente. El amor o cada sentimiento mundano está vigente hasta que la vida se acaba, después de esto ¿Dónde está la relación? Ahí se acaba, dura poco. Mientras que el amor de Dios es permanente, puro e inegoísta. Por lo tanto, deben desechar los pensamientos y sentimientos mundanos. Éste es el camino hacia la inmortalidad. ¿Cuál es el camino?, la remoción de la inmoralidad es el único camino hacia la inmortalidad. Por consiguiente, debemos desechar las debilidades como la lujuria, la ambición, el enojo o el descontento. Todos éstos son señales de debilidad. La verdadera fortaleza es la fortaleza de Dios. Los otros tipos de fuerza aparecen de vez en cuando en tu camino y al poco tiempo te abandonan. Hagan su deber.

Entonces. ¿Cómo debemos comportarnos en éste mundo?, ¿Cómo podemos nosotros asegurar la protección y seguridad de la sociedad?, ¿Cómo salvaguardar esta enorme sociedad? Jóvenes hombres y mujeres, ustedes tienen que tener esto muy claro, porque ustedes son la base de lo bueno o lo malo del futuro del mundo. El destino del mundo depende de ustedes: Si ustedes son buenos, el mundo entero será bueno. Si el individuo es bueno la comunidad va a ser buena, así como también la sociedad y el mundo entero.

¡Encarnaciones del amor! Si ustedes desean realizar alguna cosa buena o meritoria, adquieran amor puro y así merezcan el amor Divino. Entonces ustedes van a conseguir automáticamente todas las otras cosas. Ustedes son los Actores, Dios es el Director. Así que actúen, desempeñen bien los roles que les han sido asignados. Sean buenos Actores. Hagan su deber. Dios va a hacerse cargo del resto.”

Extraído del discurso ofrecido por Sathya Sai Baba en el
Sai Kulwant Hall de Prasanthi Nilayam (India), el 17 de julio de 1997.
Organización Sri Sathya Sai Baba del Perú.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan