Banner Tuvivienda
Domingo 27 de septiembre 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Jueves 28 de febrero 2013

Continúa la dinastía de los Castro

Por: Wilfredo Franco
Continúa la dinastía de los Castro
Foto: www2.esmas.com

Con la reelección de Raúl Castro como jefe de Estado y de Gobierno por otros 5 años, los Castro cumplirán 60 años en el poder en Cuba. El asunto es muy sencillo y no requiere mayores gastos en campaña electoral, ni existe confrontación alguna con partidos de oposición. La Constitución Nacional de Cuba establece que la Asamblea Nacional del Poder Popular elige, de entre sus integrantes, el Consejo de Estado cada 5 años. Está integrado por el Presidente, el Primer vicepresidente, cinco vicepresidentes, un Secretario y 23 miembros más. El presidente del Consejo de Estado es a la vez jefe de Estado y Gobierno; presidiendo el Consejo de Ministros. La poca oposición que subsiste en Cuba, pues la mayor parte o fue liquidada, encarcelada o empujada al mar, está bajo control gracias al aparato represivo del Estado.

Los Castro montaron un sistema político a su medida, para garantizarse la permanencia de por vida. Para ello establecieron que solo puede haber un partido único, el Partido Comunista de Cuba, que usa los símbolos, los dineros y los poderes del Estado. Este partido controlado por los Castro, es la base de todo, a pesar de que al mismo pertenece solo una pequeña parte de la población. Es un sistema calcado del de Mao en China. En ambos casos funcionó para garantizar el monopolio del poder en una sola persona. Pero en ninguno de los dos funcionó para darle bienestar y prosperidad al pueblo gobernado, sometido y alienado.

Chávez lo intentó aquí en Venezuela, y aunque no pudo calcar el sistema cubano de un todo, le ha funcionado para ganar elecciones, aunque no para resolver los problemas del país, y menos para hacerlo avanzar hacia los niveles de desarrollo socioeconómico que debieran disfrutarse aquí, con la enorme cantidad de recursos que ingresan por petróleo. Los dineros de la nación, los poderes públicos, los esfuerzos y los recursos del Estado se usaron en estos 14 años para ganar elecciones. No quedó tiempo, energía ni recursos para gobernar como es debido. La sociedad venezolana está acogotada de problemas, vive mal desde todo punto de vista y las jóvenes generaciones están drenándose hacia otros países, al igual que lo hizo, ya hace rato, buena parte del imprescindible capital privado. Es una falacia y un autoengaño, pensar que el Estado lo puede hacer todo.

Ahora, que pareciera que a Chávez se le acabó el tiempo, sus segundones pretenden salvar el parapeto político montado para seguir ganando elecciones y seguir incrementando el control de la sociedad, especialmente de los que aspiran a un sistema y a un país diferente a Cuba.

Llegó el tiempo de las decisiones cruciales. O seguimos la ruta de los Castro o nos abrimos a la democracia plena, la libertad para desarrollarnos como individuos, como familia, como sociedad y como nación moderna y enrumbada hacia el futuro. La decisión debe ser de todos, desde la familia necesitada que sobrevive haciendo la cola en Mercal, hasta el empresario que se esfuerza por sobrevivir a los ataques del Gobierno. Las universidades y su juventud crítica por naturaleza deben cumplir su rol de avanzada en el análisis de la situación y en la expresión de su deseo por un mejor futuro. ¡Adelante! Cambiemos la vía del retroceso sociopolítico por la vía rauda hacia la modernidad con democracia y libertad plena. La alternancia en el Gobierno y la sana confrontación de ideas y propuestas, es la clave para el ascenso de los pueblos.

Nota publicada en eluniversal.com

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
LO MÁS LEÍDO
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |