Banner Tuvivienda
Domingo 26 de mayo 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 04 de marzo 2013

Febrero fue del NO

Por: César Campos
Febrero fue del NO
Foto: deportes.terra.com.pe

Se dice siempre que el más grande error en la política es confundir los deseos con la realidad. Se trata de un axioma neurálgico e inevitable no sólo en el arte de gobernar sino también – y principalmente – en las campañas dirigidas a obtener el voto ciudadano favorable a una causa.

Nunca olvido la aleccionadora experiencia que viví como periodista en las elecciones legislativas de Alemania realizadas el mes de octubre del 2009, donde Angela Merkel logró un categórico triunfo reeleccionista a nombre del CDU (Unión Demócrata Cristiana Alemana). Junto a otros colegas latinoamericanos, entrevisté unos días antes en Berlín al comandante de la estrategia electoral de la agrupación ganadora, así como al del partido rival, el socialdemócrata. Me impresionó que éste fuera brutalmente sincero al anunciar – 72 horas antes de los comicios – la derrota de sus asesorados y explicara con puntualidad (diría que hasta morbosa) cada uno de los errores cometidos a lo largo de la campaña.

Sin duda el asesor evitaba arriesgar ante el periodismo de los lejanos países hispanoparlantes, un prestigio a lo mejor ganado a pulso y con legitimidad. Al pobre no le habían hecho caso en tareas elementales. Fue noble también al reconocer las fortalezas de Merkel, vista en esa época como una gobernante prudente y emancipada de las malas decisiones políticas que precipitaron las crisis de varias naciones europeas.

Todo esto debe aplicarse al actual escenario del proceso revocatorio de la alcaldesa de Lima Susana Villarán y el cuerpo de regidores. Hay que ser ciego u obtuso para darle algún mérito a la campaña del SÍ que no sea las propias disparadas a los pies del oficialismo capitalino (como el escándalo de los patrulleros bamba o el puente colapsado de la avenida Universitaria). Mientras que la campaña del NO encontró al fin un eje referencial dinámico y atractivo para ganar adherentes o, por lo menos, sembrar dudas acerca de la viabilidad de sacar a Villarán del concejo metropolitano.

Es verdad. Resulta una proeza que el NO haya podido extraer un mensaje afirmativo de la negación. Se ha hablado y mucho sobre el efecto de los “memes” – la conversión de los mensajes publicitarios de paneles en festivas alegorías de diversas percepciones populares – pero también de algo esencial y concreto: Villarán es un referente. Los limeños van decidiendo si están o no por la permanencia ella en el sillón de Ribera el Viejo.

Pedro Pablo Kuczynski visitó a Villarán para adherir al NO (luego se rectificó a medias y dijo que votará a favor de la revocatoria de Marissa Glave y otros extremistas cercanos a los anti mineros de Marco Arana). En cambio, ¿quién es el referente del SÍ? ¿;Marco Tulio Gutiérrez, Luis Castañeda, el abogado Luis Tudela, Alan García? ¿A quién visitamos para darle apoyo moral a la campaña pro revocatoria?

El análisis nos lleva a una conclusión: el SÍ no tiene una bandera definida. El NO sí la tiene. ¿Cómo cambiaría este cuadro? A mi parecer – y el de muchos – si Castañeda Lossio se atreviera, con gruesos pantalones, a encarnar la opción del SÍ. Con un mensaje simple: “Lima no colapsará con la revocatoria. Es una etapa de transición. Me presentaré a los comicios municipales del 2014”. Mientras tanto, febrero 2013 fue del NO. Es una realidad.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan