Banner Tuvivienda
Sábado 24 de febrero 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 05 de marzo 2013

Cristina en el país de las maravillas… sería tan lindo vivir ahí

Por: Victoria Donda Pérez
Cristina en el país de las maravillas… sería tan lindo vivir ahí
Foto: telegraph.co.uk

Había una vez en un país muy, muy lejano… así debió haber empezado el discurso de la Sra. Presidenta, considerando que sigue utilizando los datos falsos del Indec, que esconden la inflación real. La afirmación de que la pobreza está por debajo del 7% y la indigencia o pobreza extrema no llega al 2% contrasta feo con la realidad. La negación del aumento de los precios es la causa por la que estas dos cifras- relevantes en cualquier diagnóstico social- están tan distorsionadas. Por lo demás, cerca del 80% de los trabajadores ganan por debajo de los $5.000 y encima al 20% restante le cobran impuesto a las ganancias. Ni que decir del 70% de jubilados que ganan solo la jubilación mínima -a pesar de los aportes de muchísimos de ellos- y que hoy no cubre la canasta básica. Tenemos un país con un millón de jóvenes que no estudian ni trabajan… y así podríamos seguir enumerando la mentiras e inexactitudes que hoy fueron el común denominador en un largo y poco original discurso.

Uno de los momentos más fuerte del discurso fue cuando, a días del aniversario de la masacre de Once, se refirió a los ferrocarriles: “Para el año que viene, el Mitre y el Sarmiento van a estar totalmente renovados“, afirmó la Presidenta. Luego detalló que invirtieron 160 millones de dólares para adquirir 409 coches cero kilómetro, que conformarán 30 formaciones de la línea Mitre y 35 de la línea Sarmiento, y que “van a duplicar la capacidad del transporte“, según ella. Algún asesor o asesora debería decirle que después de tantísimos anuncios falaces de similares características, ya no encontramos nada creíble proveniente de su boca. Sin ir más lejos nos podría explicar, por ejemplo, qué pasó con el soterramiento del Sarmiento anunciado tantas veces con bombos y platillos.

Por otro lado, el tratado de entendimiento con Irán nos parece, como hemos dicho, una forma de dilatar y obstaculizar la Justicia. Ahora, para justificarlo, la Presidenta hasta incurrió en un “olvido” al recordar su participación en la Comisión Parlamentaria de Seguimiento de los Atentados, como senadora y diputada. En uno de los tantos momentos autorreferenciales de su exposición, nos contó que  en el 2001 firmó un dictamen en minoría criticando la actuación del destituido juez Juan José Galeano, pero nos ocultó o se olvidó que antes había firmado dos a favor del magistrado. “Teníamos que destrabar esto. ¿Qué es lo peor que puede pasar si no cumplen? Además de la condena internacional por no cumplir un tratado, lo peor que puede pasar es que vamos a estar igual que ahora. ¿Cómo no intentar? Siempre hay que intentar resolver los problemas de nuestra vida. Me niego a formar parte de seres pusilánimes, vegetativos, que están haciendo la plancha y no les importa nada“, también expresó vehemente. Se olvida la Señora Presidenta que una de las pocas cláusulas operativas del Memo es la comunicación de la firma del tratado a Interpol. Tal vez a ella no le parece grave que las alertas rojas se levanten, bueno, pero muchos de nosotros nos negamos a negociar 85 vidas, como ha hecho su gobierno.

Una de las preocupaciones de nuestra sociedad es sin dudas la inseguridad. Y otra vez, apenas la mencionó, pero sin siquiera esbozar alguna medida concreta para empezar a abordar el tema. En realidad, solo lo usó como una herramienta más en la pelea interna con Massa y Scioli; los problemas del pueblo, bien gracias, los dejamos para otro momento.

Hoy lo que sí cambió fue el blanco de su ataque final. Ya no fue la “Corpo”, el periodismo o la “Opo”, ahora es la Justicia.  La Presidenta hizo mención a la idea de elegir los miembros del Consejo de la Magistratura por elecciones generales, con lo que, además del Ejecutivo y el Legislativo, se puede poder en manos de la mayoría electoral a la Justicia. Y habló además de muchas otras medidas, que nada parecen tener que ver seriamente con “democratizar”, sino más bien con un “apriete” a la Justicia en momentos en que se debe resolver la inconstitucionalidad o no de los artículos de la Ley de Medios apelados por Clarín.

Nosotros creemos que es fundamental construir un país distinto al que piensa la presidenta. Donde el equilibrio de poderes proteja al pueblo de los abusos de alguno de ellos, tal como lo señala nuestra Constitución.

Otras de las medidas anunciadas es un sistema de informatización para saber la situación de las causas judiciales en cada una de las instancias correspondientes. Nos parece bárbaro, pero mucho mejor sería que de una vez por todas tengamos una ley de acceso a la información pública, que ponga transparencia a los actos de gobierno. Algo que nunca han aceptado desde el oficialismo actual.

En fin, mucho chamuyo y doble discurso para un pueblo que seguramente quería escuchar algo más real del país y los problemas que vivimos. Se me vienen a la memoria el procurador de Santa Cruz, las causas de Oyarbide, la renuncia de Righi y de Rafecas después de la apretada de Boudou, la impunidad de Jaime, y me suena a verso el interés repentino por “democratizar la justicia”.

Las mentiras tienen patas cortas, alcanza con pisar la vereda.

Nota publicada en infobae.com

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan