Banner Tuvivienda
Jueves 18 de julio 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Jueves 14 de marzo 2013

Efectos políticos de un triunfo del NO [revocatoria]

Por: Mirko Lauer.
Efectos políticos de un triunfo del NO [revocatoria]
Foto: Referencial.

¿Cuáles serían los efectos políticos de fondo en una posible victoria absoluta del NO? Luis Castañeda tendría que esperar un año más, pero su primera opción a la alcaldía en el 2014 se mantendría. Gane o pierda el SÍ, una buena parte de los votos de ese bando serán suyos. Pero igual no va a llevar revocadores en su lista.

Para el Apra sería la segunda performance fallida en poco tiempo. Lo cual afectaría su imagen de partido con eficacia sobre el terreno, capacidad de convocatoria y habilidad estratégica. Sin embargo, tiene posibilidades de reclamar como mérito propio una porción de la acumulación de votos limeños del SÍ, en la figura de perdedores-ganadores, digamos.

El Apra podrá seguir diciendo que tiene el principal cañón electoral del país, Alan García. Pero la debilidad del Apra no va a pasar inadvertida entre los fujimoristas. La consulta popular, gane quien gane, marca el inicio de una fase en que la pugna García-Keiko Fujimori va a ser más perceptible desde las tribunas.

Entre los partidos que se sumaron al frente cívico del NO empezará una pugna por consolidar el estilo de alianza centrista con alas a los dos costados que produjo la victoria en 1963, 1980, 2001 y ahora en el 2011. La pugna sería también por el liderazgo de esa alianza, que estaría inicialmente muy trufada de precandidatos presidenciales.

Para Susana Villarán sería una bendición a medias, pues el nivel de exigencia a su gestión subiría automáticamente, y el SÍ se convertiría en una guerrilla constante que la acompañaría hasta el final de su mandato. Delante de ella se abriría el pozo sin fondo de la reelección, ambición que le será atribuida haga lo que haga.

En la izquierda renacerían las esperanzas de haber obtenido una nueva locomotora electoral hacia mejores relaciones con el poder. Lo cual a su vez significaría una ampliación de la silenciosa grieta que hoy divide a los moderados de los radicales, transitoriamente juntos en la defensa del municipio de Lima.

Para Ollanta Humala un triunfo del NO sería un alivio. Se ahorraría un desorden constante en el palacio vecino, aunque probablemente no se salvaría de los problemas con un incómodo alcalde opositor en los años finales de su presidencia. De otra parte el triunfo de un frente cívico del que se excluyó (por ocupar la presidencia) no puede gustarle del todo.

Por último, un triunfo en una elección que se va a decidir por muy pocos votos no da para grandes celebraciones. Los derrotados van a pesar mucho en los tiempos que sigan a la consulta del domingo. El solo hecho de comprender lo sucedido en la jornada electoral y el cómputo subsiguiente va a ser una tarea a tiempo completo para todas las partes (Con información del diario La República).

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan