Banner Tuvivienda
Domingo 29 de marzo 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Viernes 15 de marzo 2013

El Papa Francisco y la Iglesia que esperamos

Por: Juan Sotomayor.
El Papa Francisco y la Iglesia que esperamos
Foto: Chilango.com

Gran algarabía y júbilo hay en Latinoamérica luego de conocerse la elección del papa Francisco. El mensaje ofrecido en su primera presentación pública, sumado a la sencillez y humildad que le es reconocida desde su episcopado en Argentina, alimentan nuestra esperanza de disfrutar de una nueva etapa de acercamiento de la jerarquía eclesiástica hacia su feligresía. 

Y es que en pleno siglo XXI, la realidad exige que la tan mencionada Nueva Evangelización sea verdaderamente nueva. Los tiempos actuales exigen una Iglesia mucho más dinámica, más cercana al pueblo católico. Más allá de los escándalos que tanto promociona la prensa, el gran reto del nuevo Papa será lograr que el propio pueblo católico se sienta parte importante y no solo espectador del futuro de la Iglesia. Cabida hay para todos, la riqueza del mensaje de Cristo, así como la variedad de congregaciones, carismas y servicios dentro de la propia Iglesia Católica así lo demuestran. 

Existe también entre los propios católicos mucho desconocimiento de la trascendencia y significado de la liturgia. Cada vez menos gente asiste a misa, muchos lo hacen por costumbre y pocos entienden lo que ahí ocurre, porque nadie lo explica. Se desconoce mucho también el valor de los sacramentos: por ejemplo, mucha gente considera que el bautismo y el matrimonio son sólo un buen pretexto para celebrar grandes fiestas; otros buscan la confirmación como un requisito previo para contraer matrimonio; la mayoría cree que la unción de los enfermos debe concederse sólo ante una muerte inminente. En conclusión, es imprescindible implementar una pedagogía en todo nivel para aclarar conceptos y reorientar conductas. 

Otro gran reto de la Iglesia es llegar a las personas alejadas de Dios. En pleno siglo XXI, donde muchos buscan la felicidad en el dinero y otros seudo dioses, no serán suficientes los métodos de catequesis tradicional. Hoy las personas no quieren maestros que les enseñen cómo deben vivir; tampoco les atrae una religión presentada como un conjunto de prohibiciones y compromisos impuestos por un dios castigador. 

En este contexto, el objetivo será transmitir la paz y alegría que nos genera sabernos amados por un Dios misericordioso y no obligados a celebrar determinados ritos. Si bien es cierto la tarea es de todos, este miércoles 13 de marzo pude apreciar en el primer mensaje del Papa Francisco esa paz y alegría. Sin duda, un buen augurio que algo distinto va a empezar. Así sea (Con información del diario Expreso).

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |