Martes 19 de septiembre 2017   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 19 de marzo 2013

Ollanta Humala: ¡No temas a los ganapanes!

Por: Ricardo Sánchez Serra (*)
Ollanta Humala: ¡No temas a los ganapanes!
Foto: Difusión

Extrañó que el presidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia no estuvieran en la entronización del nuevo papa Francisco. Si bien el Perú estuvo bien representado por el canciller Rafael Roncagliolo, la pareja presidencial debió acudir para estar junto a decenas de jefes de Estado y sus cónyuges que recibieron la bendición papal. 

Creo que necesitaban un baño espiritual renovador, más aún que son católicos y Nadine, en especial, por su defensa de los valores familiares. La propia gran detractora del entonces cardenal Bergoglio, la mandataria argentina, Cristina Fernández, salió profundamente emocionada de su encuentro con el Santo Padre.

 

Espero que esa ausencia sea por razones de una agenda imposible de cambiar y no por el temor a esos ganapanes, quienes con gran publicidad en los medios, solo se ocupan de criticar cada viaje que hace buscando excusas para paralizarlo.

Esos ganapanes no saben lo importante que es la diplomacia presidencial, encontrarse con sus pares en vivo y en directo logra más que una llamada telefónica o el envío de un “attaché”. Desde hace años es muy natural que los mandatarios asuman un rol protagónico en las relaciones exteriores de sus países. El notable presidente norteamericano Franklin D. Roosevelt es un gran ejemplo.

Un viaje del presidente dominicano Leonel Fernández a Washington aceleró el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y el Caribe con Estados Unidos. Una conversación entre el mandatario Alejandro Toledo a Lula y éste a su vez al uruguayo Batlle destrabó el ingreso del Perú como miembro asociado al Mercosur. La amistad y el trato directo entre Alan García y Rafael Correa posibilitaron que Ecuador no acompañe a Chile a la Corte Internacional de Justicia de La Haya por el diferendo limítrofe. El rápido acercamiento entre los mandatarios Santos y Chávez evitaron una conflagración entre Colombia y Venezuela. Pepe Mujica, gran cultivador de las relaciones personales, superó rápidamente el conflicto sobre el Río de La Plata que tenía con la Argentina.

Hay tantos ejemplos, pero esos “críticos” deben entender que la diplomacia presidencial puede lograr acuerdos más rápidamente que las diplomacias de las cancillerías. El jefe del Estado, en algunos países, conduce la política exterior y RR.EE. es su instrumento. Los intereses y el progreso del país están por encima de algunos congresistas y medios ganapanes.

(*) Periodista. Miembro de la Prensa Extranjera. Analista internacional.

http://www.facebook.com/ricardosanchezserra

Email: sanchez-serra9416@hotmail.com

Twitter: @sanchezserra

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |