Banner Tuvivienda
Martes 28 de marzo 2023   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 26 de marzo 2013

Las señales de Maduro

Por: Dámaso Jiménez.
Las señales de Maduro
Foto: Referencial

A escasos 19 días para el 14 de abril, la violencia y la intransigencia se intensifican como nunca antes en el país. Basta ver las redes sociales para percatarnos del nivel de intolerancia y agresividad que se ha apoderado de la médula del sentimiento nacional.

Se trata de venezolanos que dejaron de verse como contrincantes políticos desde hace mucho tiempo y ahora se aluden públicamente como enemigos que desean un país libre pero de los otros, con la diferencia que fuera del plano virtual, ya en plena calle, el fuego, las piedras y las balas con las que un grupo de facinerosos intenta hacer callar al que se muestra distinto, son reales y cada vez más numerosos, lo que baraja un escenario peligroso e inflamable en el que nunca nos habíamos visto envueltos en los 200 años de historia republicana, hasta que llegaron los invasores.

Estamos seguros que el venezolano común está en contra de la barbarie y la violencia, porque sabe que indistintamente entre los muchachos y la señora que protesta, también hay hijos y hermanos de alguien de los que actúan ahora como dueños absolutos de la patria.

Aludo a la forma como ocho jóvenes resultaron heridos en la marcha que se dirigía hacia el CNE el pasado jueves con el objetivo de exigir al ente comicial una actuación más imparcial en el repentino y sui géneris proceso que vamos a digerir de nuevo, en ese "deja vú" intermitente de pasar horas esperando los resultados de Tibisay Lucena.

Cuestionar a los organismos del Estado y el gobierno de turno se anota en el deber ser de todo ciudadano, para que ciertos grupos corruptos no se aprovechen de los beneficios y ventajismos que otorga el poder, pero lo que hay que tomar en cuenta es que la marcha que fue anunciada previamente por los universitarios no tenía como misión perturbar la tranquilidad del partido de gobierno ni de un ministerio, armados con tanquetas y aviones Sukoi, sino acudir espontáneamente a una institución del Estado venezolano con competencia en el ámbito electoral, para "recordarle" de forma abierta la necesidad de unas elecciones limpias.

Sin embargo, los estudiantes de las manos blancas que han sido ridiculizados, humillados, burlados, vilipendiados y emboscados, tuvieron que sufrir además la vejación recalcitrante del más cobarde de los odios, como es el odio que se propaga y se imputa desde la propia autoridad.

Quien pretende gobernar a todo un país en ebullición sólo se ha interesado en mostrar el lado coercitivo y punzante de su concepto de gobernabilidad y de forma arrogante confunde a gente del pueblo con agentes de la ultraderecha y a malandros tarifados con pueblo con licencia para violentar, acusa a los agredidos de recibir fondos de la CIA y sin embargo irónicamente fueron los que llevaron todo el peso del ataque. Incluso no mide las consecuencias de sus actos y el delicado momento que vive el país y despectivamente llama a la oposición para que "controle a sus locos". Son hijos de cualquier padre y madre venezolano como los de cualquier otro, que quieren hacerse oír y están en desventaja.

Nueva señal equivocada de cero tolerancia a la crítica que emite Maduro y sus asesores cubanos, que ya dan por descontada su victoria por adelantado, descargando todo el escarnio crudo de la violencia a los jóvenes estudiantes, o a los periodistas amenazados de muerte, o a todo aquel con derecho universal a pensar distinto.

Nicolás está poniendo en evidencia la nueva forma de gobernar que veremos en el país después del 14A, con nuevas persecuciones y anulación de los derechos ciudadanos de todo aquel que no vaya por el camino único por el que quiere conducirnos.

Uno donde por cierto existan unos preceptos de la economía que no hagan tanta bulla por ostentar la inflación más alta del planeta, y donde nadie reclame divisas ahora que Pdvsa no está produciendo lo que debería producir, y donde se pueda devaluar cada vez que se le antoje enderezar los entuertos dejados por las leyes del mercado. Uno en el que nadie reclame tantas muertes por el fracaso de los planes de seguridad, ni el toque de queda diario de los apagones, ni el deterioro del país, ni la sed de control del nuevo gobierno, tan similar al de los Castro que ya hasta parece la última parada.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
LO MÁS LEÍDO
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan