Banner Tuvivienda
Martes 21 de mayo 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Sábado 06 de abril 2013

Reencarnación

Por: Armando Scannone
Reencarnación
Foto: agenciapulsar.org

Hay que tener en cuenta que no es lo mismo narcisismo que ignorancia e incapacidad...

Vimos, durante la enfermedad de Chávez, los ruegos fervorosos, sin fe, -si acaso interesada-, que hacía a Dios, a Cristo y a la Virgen; además de santos a los cuales, decía ser devoto. También escuchamos, cuando sano, sus frecuentes y rabiosos improperios, injurias y maldiciones, contra la Iglesia y su grey, probablemente, estas contradictorias actitudes tenían su explicación en el miedo a la muerte que, sentiría al comprender que se acercaba al final; todo bajo el supuesto empeño de continuar la instauración a ultranza del régimen autoritario que llamaba el socialismo del siglo XXI, en el país que decía querer, pero al que ha hecho padecer los peores males.

Maduro, irreverente, ha dicho que el espíritu de Chávez contribuyó, seguramente, a la escogencia del cardenal Bergoglio como Papa, Francisco, al pedirle a Cristo que fuera el primer Papa latinoamericano. También nos ha dicho, ¿convencido?, que se considera hijo de Chávez, y su apóstol; y que de gobernar este país lo haría en nombre de Chávez. Asegura que lo haría para difundir por el mundo su socialismo del siglo XXI. Lo que equivale a que, por razones electorales, prefiere ampararse en ese nombre que mostrar lo que él mismo podría ser, pretendiendo hacerse capaz de cumplir con la supuesta misión evangelizadora mandada por el maestro, para salvar al nuestro y a los demás pueblos del mundo.

Sólo le faltaría a Maduro, en ese carnaval de incoherencias, que pidiera que reencarnasen en él el discurso y el desenfado mediático de su maestro, aunque sea sólo para justificar lo que se traen entre ellos los Castro y el CNE. Pero quiere hacer creer que podría gobernar en su nombre y difundir su socialismo por el mundo; y, para no olvidarlo jamás, e ir más allá de lo que Chávez hizo con la ayuda de Giordani, terminar de poner la economía de Venezuela por el suelo, haciéndola declarativamente participativa, para que la padezcamos a cada paso que demos. No seríamos ya uno de escasez, sino un país en ruinas, donde la vida no vale nada y el salario tampoco; y la república y la democracia que tanto costó construir permanecerían en estado de coma.

Esto dicho, no es para tomarlo a la ligera, pues de seguir las cosas como van, en el camino de hacer de Chávez objeto de adoración religiosa, se podría llegar al punto de que alguno quiera convertirlo en santo que haga milagros; no bastando ponerlo al lado de Simón Bolívar.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que no es lo mismo narcisismo que ignorancia e incapacidad... Los Castro deben saberlo, pero están jugando a la ruleta. Entretanto, el país ha quedado a la deriva, gobernado al amparo de un mito, que se quiere fabricar a base de incoherencias y payasadas; y, lejos de ser posible. porque pocos comen cuento.

Por cierto, en algunos de los últimos nombramientos se nota el comienzo de una lucha por poder entre facciones de la nueva iglesia que se pretende formar, y cabe esperar que eso arrecie pronto. ¿Nacerá cismática la iglesia chavista?

Nota publicada en eluniversal.com

 

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan