Banner Tuvivienda
Viernes 18 de octubre 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Domingo 21 de abril 2013

Bomba de tiempo en Guantánamo

Por: Gustavo Sierra
Bomba de tiempo en Guantánamo
Foto: www.noticiassin.com


Foto: Referencial


Se extiende la huelga de hambre que están llevando a cabo unos 60 de los 166 prisioneros que aún permanecen en el campo de Guantánamo.

En la última semana se sumaron varios detenidos y 15 de ellos están siendo alimentados por la fuerza y vigilados para que no se suiciden. Una huelga que recuerda la promesa del presidente Barack Obama de cerrar definitivamente este centro de detención y tortura creado inmediatamente después de los atentados del 11/S.

Pero hay otros elementos que indican que la intención es totalmente la contraria. Esta misma semana el Comando Sur del Pentágono pidió al Congreso una partida adicional de 49 millones de dólares para levantar un nuevo pabellón de la cárcel. En enero, el Departamento de Estado había transferido a Daniel Fried, el enviado especial de la Casa Blanca para el cierre de Guantánamo. Fried había fracasado en su intento por transferir a los prisioneros a sus países de origen.

El presidente Obama lo había prometido durante su campaña y dos días después de asumir, en enero de 2009, firmó un decreto para cerrar el campo en el plazo de un año y prohibir la tortura en los interrogatorios. Pero la oposición republicana del Congreso le bloqueó dos veces los fondos públicos para trasladar los presos a cualquier otra parte del territorio estadounidense.

Cuando intentó enviarlos al exterior, la mayoría de los países no los quiso recibir y otros, como Arabia Saudita, le plantearon exigencias extravagantes como que antes se les colocara a los deportados un chip bajo la piel para monitorearlos todo el tiempo.

En los últimos meses, hubo varios intentos de rebeldía por parte de los prisioneros, particularmente los del pabellón del Campo Seis que aún tienen régimen de alta seguridad.

En ese pabellón fue donde el 6 de febrero hubo una requisa en la que los guardias habrían tocado los libros del Corán, algo que consideraron una blasfemia. Hubo varios días de caos hasta que un pelotón logró controlar la situación tras dejar cinco heridos.

Pero no pudieron detener la huelga de hambre ni el hecho de que el campo se convirtiera en una bomba de tiempo.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |