Banner Tuvivienda
Sábado 16 de enero 2021   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Miércoles 08 de mayo 2013

[Colombia] El lenguaje presidencial

Por: Jorge A. Caicedo
[Colombia] El lenguaje presidencial
Foto: www.pachamamaradio.org

Cuando el presidente Santos dice: “Hay que apurar las negociaciones de paz” es porque están estancadas.

Es innegable que estas tuvieron un punto de quiebre cuando en Semana Santa el secretariado de las Farc dio la orden de cesar hostilidades y varios frentes no obedecieron y atacaron a la población civil.

La respuesta de los frentes reacios a acatar dicha orden fue el asesinato de una humilde familia campesina en el Cauca con un cilindro bomba.

En un retén ilegal en la carretera que conduce a Valledupar asesinaron a varios miembros de una familia mientras iban en su carro particular.

Hacer terrorismo, asesinar a gente desarmada, es fácil. Con ollas de presión, pólvora negra, tachuelas y bolas de cristal, por ejemplo, se causaron explosiones en la maratón de Boston, que mataron a tres personas y dejaron más de un centenar de heridos.

Es de admirar, y ojalá de imitar, la respuesta contundente de los Estados Unidos; movilizó 9.000 policías y a grupos de investigadores y activó cinco brigadas móviles para enfrentar a cuatro terroristas, con un saldo de una baja y tres capturas (uno de ellos estaba herido).

En Colombia, para destrabar las negociaciones de paz con los terroristas, porque el diálogo se estaba desarrollando con el 30 por ciento de las Farc, se suspendieron las operaciones militares para que se incorporara a la mesa de diálogos en La Habana ‘Pablo Catatumbo’ en representación de los que se encontraban en disidencia con los negociadores.

En febrero del 2002, cuando se acabaron las negociaciones de paz en el Caguán, la bandera de la conciliación la enarbolaron el gobernador de Antioquia de la época, Guillermo Gaviria Correa (‘Por una Antioquia Nueva’), y el exministro de defensa Gilberto Echeverri Mejía, apóstoles de la no violencia. El 17 de abril de dicho año iniciaron una marcha de 155 kilómetros, entre Medellín y la población de Caicedo, con el fin de rechazar las acciones violentas de los grupos ilegales.

El recorrido fue interrumpido por guerrilleros de las Farc bajo el mando de alias el ‘Paisa’, antiguo lugarteniente de Pablo Escobar. A Guillermo Gaviria y a su asesor Gilberto Echeverri los secuestraron para después, el 5 de mayo de 2003, asesinarlos junto con ocho miembros de la Fuerza Pública, compañeros de cautiverio. A todos los masacraron amarrados con cadenas en estado de indefensión.

El deseo de los idealistas de Harvard, como cariñosamente se los recuerda, era: “La paz nos llegará tarde o temprano, y todas las regiones de nuestro territorio volverán a ser centros de vida y población”.

Como portalábaro de esa bandera y habiendo estudiado en la misma universidad, la exalta el presidente Juan Manuel Santos.

Esperemos que la hinque en un pedestal seguro y sin impunidad, porque las víctimas de las Farc y todas las víctimas de los actores del conflicto, sin tener en cuenta las diferentes condiciones sociales, merecen justicia con respeto.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |