Viernes 17 de noviembre 2017   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Jueves 16 de mayo 2013

En riesgo suministro eléctrico de Iquitos

Por: César Gutiérrez Peña
En riesgo suministro eléctrico de Iquitos
Foto: prensapopularica.blogspot.com


César Gutiérrez, autor de estas líneas

Extraño concurso organizado por Proinversión

Los continuos apagones que sufren los habitantes de las zonas de selva del Perú se han convertido en mal endémico. Las  soluciones que se han planteado desde el gobierno anterior conceptualmente son las correctas, pero su aplicación que corresponde a la tarea encomendada a Proinversión es llevada de manera calamitosa por esta depreciada entidad, otrora motor de la inversión privada y hoy convertida en rémora.  Las ciudades de Pucallpa e Iquitos pueden dar fe de lo afirmado.

Las soluciones que hay en cartera son tres: la puesta en operación de unidades de 20 MW adquiridas por Electroriente (ELOR) el año pasado y que deberán estar en servicio en el último trimestre de este año; la contratación de 70 MW de generación en base a combustible residual N° 6, cuya apertura de sobres debería darse el próximo día 16 de los corrientes y la faraónica obra de la línea de transmisión entre Moyobamba e Iquitos, de 600 Km de longitud en plena amazonia, que es un proceso de competencia en curso. Si por lo menos los dos primeras soluciones se implementan, se revierte el déficit actual y se podría contar con una reserva que garantice continuidad del servicio hasta el 2016, es decir cuando el “humalismo” emprenda la retirada, por más voluntad reeleccionista que tenga.

El problema que tenemos “ad portas” es la contratación del servicio de 70 MW, bajo un concepto denominado reserva fría en el argot del sector eléctrico, que significa que un interesado gana un derecho en un proceso de competencia por precio y se compromete a tener una central de generación disponible para operar cuando el cliente lo requiere. El problema es que las bases tienen tal cantidad de incongruencias que genera demasiada incertidumbre en los inversionistas y sus banqueros. La pregunta que nos hacemos los que seguimos el proceso es: ¿tan grande es el nivel de desconocimiento? O ¿se está buscando contratar con algún consorcio aventurero que asuma los riesgos a sabiendas que luego de contratado se cambiarán las condiciones iniciales? Las empresas serias no se atreven a intervenir si existen demasiadas dudas no resueltas, más aún que en este caso estamos hablando de inversiones que bordean los 110 millones de dólares y que el pago vendrá nada menos que en 240 cuotas mensuales de 1.3 millones de dólares cada una.

Para entender la problemática es necesario conocer que el ganador del concurso no percibe del estado ningún pago hasta que empieza a operar es decir, cubre todos los costos de inversión y una vez que está lista la central para entrar en servicio, se le comienza a pagar las 240 cuotas mensuales referidas. Por ello es muy importante tener la seguridad que si cumple siempre las exigencias durante los 20 años que va tener la responsabilidad de estar en la zona, se le va honrar hasta la última cuota.

Las bases se han hecho de tal manera que hay diversas condiciones para la resolución del contrato por causas que no son de responsabilidad del que tiene a cargo el servicio y que interrumpen el flujo de pagos desde el primer año o a posteriori, con lo cual el inversionista tendrá que retirar sus máquinas y buscar que hacer con ellas luego de haberse gastado 110 millones de dólares.

Pero no solo eso, no hay garantía del pago, ya que éste depende de un subsidio proveniente de otra fuente como lo es la electrificación rural y que se determina haciendo la diferencia entre lo que se debería cobrar en el precio calculado para Iquitos  y el de los sistemas interconectados (por ejemplo Lima); que podría ser menor que lo requerido para cubrir los costos mensuales. Si esto ocurre, nadie garantiza que no suceda, la inversión se ha hecho a costo hundido y el inversionista pierde.

No se puede permitir que este tipo de cosas ocurran en un estado que pregona que vengan a invertir en el Perú, en esas condiciones solo tendremos aventureros y no inversores serios. La solución está que enmienden las incongruencias, solicitud que se ha hecho reiteradamente, encontrando solo oídos sordos. ¿Quién se favorece de este tipo de situaciones?

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |