Banner Tuvivienda
Domingo 20 de octubre 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Jueves 06 de junio 2013

Los 40 y ese enemigo llamado Facebook

Por: Eduardo Paladini (*)
Los 40 y ese enemigo llamado Facebook
Foto: Difusión

Cuando mi viejo cumplió 40, y yo merodeaba los 8, a mi viejo lo veía así, viejo. Hoy me tocó a mí entrar a ese abismo. Hasta ayer, la imagen que me devolvía el espejo y adornaba mi mente era claramente superadora. Me veía joven, bien llevado. Copado. Claramente, mejor que mi viejo. Hasta ayer.

El boleto al infierno me lo vendió Facebook. Y sin que yo llenara ningún formulario.

Como de costumbre, ayer a la tarde entré a mi muro a colectar novedades. Seguro, pensé, habría saluditos morosos por los 40 que había cumplido el martes. Algún previsible más que me llamara "señor de las cuatro décadas". Y efectivamente los había. Pero esta vez, la atención no se concentraba allí. El terror se fundía en la barra de la derecha.

"¿Pasó los 40?", me preguntaba la primera publicidad, casi desde el corner, arriba a la derecha. Mientras recordaba a mi bisabuela, que cuando una propaganda en la radio arrancaba "Señora, ¿está ahí?", ella respondía seria "sí, sí, acá estoy", vino el primer mazazo. No llegué a contestar ni mentalmente el interrogatorio cuando vi cómo venía la mano. "Proteja su salud y prevenga problemas de próstata. Infórmese y realice su consulta ahora", me invitaba prosta-plen.com.ar.

"Es una joda de los pibes", pensé al toque y repasé quién sería capaz de hackearme con semejante sutileza. Pero no avancé mucho más y me sacudieron literalmente en la zona baja. "El problema de Erección (¡así, en mayúscula!) tiene tratamiento médico. Consultá hoy mismo a los especialistas", me sugerían ahora los amigos de bostonmedicalgroup.com.ar.

"Che, boludo, mirá lo que me están poniendo en Facebook. Pensé que con no tener a mi mujer de amiga no se iban a dar cuenta, je", acudí a un compañero del trabajo y traté de zafar jocoso. Pero como a un peleador groggy, el golpe de nocaut estaba esperándome ahí. La tercera publicidad mala leche directamente se metía debajo de mis sábanas. Esta vez, eran los cráneos de Xlargegel.com los que aportaba su palada de tierra. "¿Cuál es tu medida ideal? Porque para muchos el tamaño sí importa, te presentamos XL, una revolución para tu vida".

Derrotado, goleado, empecé a compartir mi drama con todo lo que tenía a mano. Mi hermana buscó consolarme con un "eso pasa porque vos no mentís, pusiste tu fecha de nacimento real y Facebook lo pesca automáticamente". Otro compañero del laburo fue más allá: "Preocupate cuando te pongan el aviso de una funeraria".

Gracias, pero no. El virus ya lo tengo adentro. ¿No será que estaré viejo como mi viejo?

(*) Artículo publicado en el portal del diario argentino El Clarín (6 de junio de 2013)

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |