Banner Tuvivienda
Martes 20 de octubre 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Viernes 14 de junio 2013

[México] ¿Por qué no piden que se prohíban las bebidas alcohólicas?

Por: Leo Zuckermann (*)
[México] ¿Por qué no piden que se prohíban las bebidas alcohólicas?
Foto: www.idom.pe

El alcohol está directamente relacionado con cinco de las diez principales causas de muerte en el país.

¿Por qué aquellos que se oponen a la legalización de las drogas no proponen la prohibición de la droga que más mata en México, es decir, el alcohol?

Si hay un problema terrible de salud pública en nuestro país es el alcoholismo. Los datos son terribles y apabullantes. Vale la pena revisarlos. La información que a continuación menciono es de un estudio del Movimiento 24 Horas de Alcohólicos Anónimos (AA) recientemente publicado:

• “Los mexicanos que beben en exceso, es decir, más de cinco copas por ocasión, mínimo una vez por semana, suman 35 millones, de los que seis millones ya se encuentran en la etapa crónica de la adicción”.

• “El alcoholismo crónico en México y el Caribe presenta uno de los mayores índices de consumo en el mundo, con 4.5 por ciento de la población, incluyendo menores”.

• “77 por ciento de los que consumen alcohol en exceso lo ingieren durante reuniones de trabajo, además de los fines de semana o en fiestas. Algunos incluso comienzan a tomar el jueves y terminan el domingo”.

• “El alcoholismo sigue incrementándose en las mujeres, actualmente una de cada 100 mexicanas es alcohólica”.

• “Alrededor de 422 mil menores de edad tienen un problema serio con el alcohol, a pesar de que es ilegal tomar antes de los 18 años”.

• “De 2008 a 2011 el número de adolescentes hombres dependientes del alcohol se duplicó al pasar de 3.1 a 6.2 por ciento”.

• “En la población adolescente el consumo por género se ha emparejado, ya que 69.4 por ciento de las  menores en secundaria y bachillerato suele beber, mientras esa misma cifra en los hombres es de 68.2 por ciento”.

• “36 por ciento de los delitos y 57 por ciento de los suicidios están estrechamente relacionados con las bebidas embriagantes”.

“La principal causa de muerte de jóvenes entre 15 y 30 años de edad es por accidente vehicular en el que se encuentra involucrado el alcohol, en promedio mueren al año alrededor de 27 mil personas en el país por esa causa”.

• “El alcohol está directamente relacionado con cinco de las diez principales causas de muerte en el país, incluyendo la cirrosis hepática, que cada año ocasiona 13 mil fallecimientos, sobre todo en varones de 35 a 45 años”.

• “160 mil horas hombre quincenalmente se pierden por alcoholismo, lo que impacta en la productividad del país, mientras que 15 por ciento del ausentismo laboral es provocado por la adicción a las bebidas embriagantes”.

• “15 por ciento de los casos de niños que son maltratados, el padre o madre golpeadores son bebedores excesivos”.

• “Únicamente 6.8 por ciento de los enfermos de alcoholismo ha recibido tratamiento. En cuanto al género, hay 2.2 hombres con la dependencia en tratamiento por cada mujer”.

• “Cada año se suman a las filas de AA 1.7 millones de mexicanos que beben en exceso”.

A pesar de esta realidad apabullante, nadie, en sus cinco sentidos, demanda que se prohíba la producción, venta y consumo de bebidas alcohólicas. ¿Por qué? Pues porque sabemos que sería una estupidez. El consumo y la adicción del alcohol no se resuelven prohibiéndolo como lo atestiguamos en el caso de Estados Unidos en las épocas de la prohibición. La solución está en políticas de salud y educación públicas.

Por cierto, en México está prohibida la venta de bebidas alcohólicas a los menores de edad. No obstante, como lo demuestra el estudio, tenemos un grave problema de alcoholismo en los adolescentes. Esto quiere decir que la prohibición es un fracaso: el Estado no cumple con la responsabilidad de castigar a los que venden este producto a los menores de edad y los padres de familia no están haciendo su labor de educar a sus hijos para que no consuman alcohol en una etapa donde todavía se está desarrollando su cerebro.

En fin, que pasamos mucho tiempo discutiendo si legalizar drogas que se consumen poco en México cuando frente a nuestras narices tenemos un aprieto con el alcohol. Ese es el verdadero problema de salud pública en México. Un problema que exige políticas públicas más agresivas para abatir su consumo y adicción. Y, por fortuna, nadie habla de prohibirlo porque sabemos que no es la solución. Como tampoco lo es para otras drogas menos dañinas que el alcohol, como la mariguana, de acuerdo con un estudio en la prestigiosa revista médica The Lancet.

Twitter: @leozuckermann

(*) Artículo publicado en el portal del diario mexicano Excelsior (201

 

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |