Banner Tuvivienda
Martes 13 de abril 2021   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Jueves 20 de junio 2013

[Chile] Los migrantes y las elecciones

"Los candidatos saben que alguien picará el anzuelo nacionalista, pero se olvidan que desde chicos nos enseñan que es abusivo pegarle al más débil.", nos dice Daniel Chernilo en su artpiculo publicado en el portal del diario La Tercera este 20 de junio de 2013
[Chile] Los migrantes y las elecciones
Foto: www.reporte.cl

Foto: Referencial

Las recientes declaraciones de Pablo Longueira sobre los inmigrantes en Chile son esperables, porque nada ha de extrañar de un candidato en campaña.

De los problemas en educación se preocupan padres, profesores y estudiantes; en defensa de los recursos naturales se organizan sindicatos y grupos ambientalistas; cuando se trata de problemas de salud contamos con organizaciones de pacientes y gremios. En época de elecciones, estos actores organizados tienen capacidad real para presionar por sus intereses e incomodar a candidatos que hacen lo imposible por no ofender a nadie. Pero los migrantes son un objetivo fácil, porque no votan y sus derechos están restringidos por definición. No cuesta mucho caer en la tentación de generalizar, culpar y estigmatizar a un grupo que electoralmente no tiene representación directa. Los candidatos saben que alguien picará el anzuelo nacionalista, pero se olvidan que desde chicos nos enseñan que es abusivo pegarle al más débil.

El mecanismo retórico de estas formulaciones es fácilmente reconocible y está bien estudiado: “Yo no soy xenófobo, pero los doctores ecuatorianos no son tan buenos como los chilenos”; “yo no estoy en contra de la migración, pero los peruanos le quitan el trabajo a los compatriotas”. La lógica es simple: la primera parte de la afirmación es una declaración de principio que, sin embargo (el uso del “pero” es la clave), no impide ver la realidad tal como es. La primera afirmación valórica (yo no soy X) se ‘conecta’ bajo una lógica causal que es en realidad espuria, con la segunda parte de la afirmación, que hace una apelación aparentemente factual (el desempleo). La falacia radica en que ambas están conectadas sólo mediante un giro retórico y no tienen nada en común.

Los beneficios de la migración son conocidos. Lejos de empujar los salarios hacia abajo, los migrantes se hacen cargo de ocupaciones que nadie más quiere; lejos de ser una carga para el Estado, contribuyen con impuestos y trabajo, dado que en su gran mayoría son personas en edad laboral; lejos de atentar contra la unidad nacional, ayudan a reinventarla y a hacerla más pluralista. Cuando se trata de migración, Chile tiene una tradición de la que sentirse orgulloso y una deuda permanente. En la década de 1930, Neruda colaboró en el asilo a los españoles que escapaban de la Guerra Civil. Después de la Segunda Guerra Mundial, miles de familias judías encontraron en Chile un lugar donde vivir en paz por primera vez en generaciones. En la década de 1960, el país recibió a quienes sufrían de persecuciones políticas en las dictaduras de la región. La deuda más reciente dice relación con la forma en que compatriotas fueron acogidos en todo el mundo -desde Venezuela y  México hasta Alemania y Suecia- durante su exilio.

El chovinismo populista es una encarnación posible de la doctrina original de la UDI. Por eso, más que sorprenderse o quejarse, lo que realmente importa es cómo reaccionan los otros candidatos y, sobre todo, cómo recibe el resto de la sociedad un ataque como éste. La historia mundial está llena de abusos que empezaron así, y que cuando llegó el momento de arrepentirse, ya era demasiado tarde.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan