Banner Tuvivienda
Jueves 26 de mayo 2022   |   Contáctenos
PolíticaInternacionalesEntrevistasCulturalAstrología
REDES SOCIALES
Sábado 29 de junio 2013

Papa Francisco nombra comisión para investigar el Banco Vaticano

Escándalos como la quiebra del Banco Ambrosiano de Roberto Calvi, quien fue encontrado ahorcado bajo un puente de Londres en 1982, que trajo como consecuencia la quiebra de una treintena de empresas. O el que tuvo que ver con el bloqueó el uso de tarjetas de crédito internacionales en el Vaticano a partir del momento que se descubrió que en una cuenta abierta por el Instituto para las Obras de la Religión (IOR) en un banco alemán circularon en un año 40 millones de euros, dañaron seriamente la credibilidad de esta organización. Algo que no ha escapado a la preocupación del Papa Francisco.
Papa Francisco nombra comisión para investigar el Banco Vaticano
Foto: Difusión

Una decisión trascendental viene de toma el Papa Francisco. Ha nombrado una comisión investigadora para reformar el Instituto para las Obras de Religión (IOR), más conocido como el Banco Vaticano, una organización que está envuelta desde hace años en numerosos escándalos financieros.

La flamante comisión está formada por cinco miembros y tendrá amplias prerrogativas a fin de investigar todo lo que ocurra en la sede del Banco de Dios. Y a diferencia de lo que sucederá con la comisión para reformar la Curia comenzará sus labores en octubre, los cinco miembros encargados de investigar las finanzas del Vaticano se encuentran en pleno trabajo.
De acuerdo al documento que oficializa  sus labores, los comisionados podrán contar además de «colaboradores y asesores» externos a fin de realizar su labor y lograr de esa manera “una mejor armonización del instituto respecto a la misión de la Iglesia católica”.

La implementación de los cambios en el Banco Vaticano, organización envuelta en diversos escándalos financieros internacionales y acusado de falta de transparencia estará a cargo del cardenal italiano Raffaele Farina, del español Juan Ignacio Arrieta Ochoa de Chinchetru, que realizará las labores de coordinador, del cardenal francés Jean-Loise Pierre Tauran, la profesora estadounidense Mary Ann Glendon y Peter Bryan Wells, quien hará el papel de secretario.

Los cinco miembros de la comisión tendrán que informar al papa Francisco con regularidad y entregarle sus conclusiones al final del periodo de vida de la comisión, de la que aún no se sabe cuánto tiempo durará. Información sobre “documentos, datos e informaciones necesarias para el desarrollo de las funciones institucionales” del Banco Vaticano deberán ser escrutados. De manera que “El secreto profesional y otras restricciones establecidas por el ordenamiento jurídico (del IOR) no limitarán el acceso a la comisión”, señala el documento que el Vaticano ha hecho público sobre los alcances de las labores de la comisión.

Y si bien el Vaticano se ha cuida en dejar claro que no se trata de una intervención, el Papa Francisco no desea perderse información sobre lo que sucede en el IOR. Por esa razón nombró el 18 de junio del presente a Battista Ricca, de 57 años, como nuevo prelado, una suerte de secretario que puede participar en todas las reuniones de los órganos de decisión.

De hecho, el predecesor del Papa Francisco, Benedicto XVI, ya había tratado de implementar un cambio en esta organización que se encuentra en medio de la tormenta, al nombrar al abogado alemán Ernest von Freyberg, de 55 años, el 15 de febrero de este año, nuevo presidente del IOR, en sustitución del italiano Ettore Gotti Tedeschi, quien fue destituido el 24 de mayo del pasado año por el Consejo de Supervisión de esa entidad tras verse involucrado en serias irregularidades.

Escándalos como la quiebra del Banco Ambrosiano de Roberto Calvi, quien fue encontrado ahorcado bajo un puente de Londres en 1982, que trajo como consecuencia la quiebra de una treintena de empresas. O el que tuvo que ver con el bloqueó el uso de tarjetas de crédito internacionales en el Vaticano a partir del momento que se descubrió que en una cuenta abierta por el Instituto para las Obras de la Religión (IOR) en un banco alemán circularon en un año 40 millones de euros, dañaron seriamente la credibilidad de esta organización. Algo que no ha escapado a la preocupación del Papa Francisco.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan