Banner Tuvivienda
Viernes 19 de julio 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Viernes 12 de julio 2013

Chavismo limita a Venezuela

Por: Pedro Bernardo Celis
Chavismo limita a Venezuela
Foto: runrun.es

La explotación de los recursos naturales renovables siempre está limitada por el flujo de reposición del recurso. El agua del embalse del Guri es un recurso natural renovable. Lo explotamos para generar electricidad. El clima es determinante en la velocidad de reposición, pero en general, estamos hablando que dentro de un mismo año logramos recuperar los niveles del embalse. Contamos así, con electricidad durante todo el año. Los bosques también son un recurso natural renovable. Los explotamos para extraer la madera. Dependiendo de la especie de árbol que se trabaje, su reposición puede ser de unos pocos años o varios lustros. En cualquier caso, lo que limita la explotación de estos recursos es la velocidad a la que la naturaleza los repone. Desde el punto de vista sistémico, la misma explotación del recurso, impulsa una espiral de crecimiento de la explotación. Esta espiral de crecimiento, es limitada por el flujo de reposición. Si generamos demasiada electricidad, vaciamos el embalse, y dejaremos de producir electricidad hasta que el agua del embalse sea repuesta. Algo similar pasaría con la madera. La estructura de la explotación de los recursos naturales renovables apunta a la necesidad de un equilibrio entre la rata de reposición del recurso y la explotación del mismo.

La velocidad de reposición del recurso petrolero la medimos en eras geológicas. Para todo efecto práctico de explotación, el petróleo es un recurso finito, no renovable. La explotación de los recursos naturales no renovables siempre está limitada por el volumen del recurso que tengamos a disposición. En el caso del petróleo, la limitante será el tamaño del yacimiento y la tecnología de extracción. Desde el punto de vista sistémico, la misma explotación del recurso, impulsa una espiral de crecimiento de la explotación. Extraemos petróleo, lo comercializamos, y generamos nuevos recursos para reinvertir, abriendo nuevos pozos y extrayendo más petróleo. Incluso, es posible reinvertir en nueva tecnología que nos permita extraer más petróleo de donde pensábamos que ya no se podía extraer más. Esta espiral de crecimiento se detiene cuando el yacimiento se agota. O al menos eso pensábamos.

Ningún sistema puede crecer infinitamente en un ambiente finito. En el marco del pensamiento sistémico, los sistemas físicos de crecimiento exponencial, cuentan por lo menos con una espiral de retroalimentación reforzada que impulsa el crecimiento y otra espiral de retroalimentación balanceada que restringe el crecimiento. En el caso específico del petróleo, la reinversión de las ganancias de la explotación petrolera para incrementar la capacidad de extracción, es la espiral de retroalimentación reforzada. Esta espiral la caracterizamos como reforzada, ya que con cada vuelta tenemos cada vez más capacidad de extracción y más capacidad de reinversión. Esto se traduce en el agotamiento cada vez mas rápido de los yacimientos petroleros, que es un recurso no renovable. Previsiblemente, la espiral de retroalimentación reforzada que impulsa el crecimiento será frenada en seco al agotarse el recurso petrolero. Se acaba así, la espiral de la explotación y reinversión.

Los venezolanos tenemos una Industria Petrolera que cada vez extrae menos petróleo, cada vez invierte menos en extraer petróleo, y cada vez recibe menos recursos a cambio de su petróleo. Cualquiera podría intuir que se acabó el petróleo en Venezuela. Nadie se podría imaginar que el chavismo, con premeditación y alevosía, desmontaría nuestra espiral de retroalimentación reforzada. Contrario al sentido común, el chavismo dejó de reinvertir en la explotación petrolera. Le cambió el sentido a la espiral, y lo que impulsó fue el decrecimiento de la explotación petrolera en Venezuela. El chavismo incluso abandonó las nuevas tecnologías desarrolladas por nuestra Industria, como la Orimulsión. Es así que mucho antes de que el petróleo dejase de ser la principal fuente energética del planeta, y sin ninguna necesidad, el chavismo frenó en seco el crecimiento de nuestra Industria Petrolera. En estos 14 años de gobierno castro-comunista, el recurso monetario, producto de la explotación petrolera, ha sido desviado en su totalidad para financiar el bienestar pasajero de poblaciones extranjeras y locales, garantizando muchos años de poder al chavismo, y la ruina de la Industria Petrolera.

La espiral de retroalimentación reforzada que impulsa el crecimiento, es una estructura típica de los sistemas. Como seres humanos inteligentes, y elementos que somos parte de este sistema, es natural que trabajemos para mantener la espiral de retroalimentación reforzada. Mantener el crecimiento tanto como se pueda. Para que el sistema no deje de crecer, es necesario intervenirlo, eliminando o minimizando las espirales de retroalimentación balanceada que lo limitan. Curiosamente, el chavismo es nuestra principal limitante en el crecimiento de la nación.

Nota publicada en eluniversal.com

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan