Banner Tuvivienda
Miércoles 24 de abril 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Viernes 09 de agosto 2013

¿Quién le cree al gobierno?

Por: María del Pilar Tello
¿Quién le cree al gobierno?
Foto: reportealdia.blogspot.com


Jugando con la legitimidad

La huelga médica está en su cuarta semana y de las desavenencias se ha pasado al conflicto abierto. Para los médicos, y para las enfermeras que se les han sumado, es una cuestión de principios y de dignidad. La misma ministra de salud que hoy los enfrenta y pretende descalificarlos es quien les prometió un incremento de 1500 soles para que terminaran la huelga pasada. Hoy se atreven a decir, varios meses y amarguras después, que ese aumento prometido no es posible. Y de vincularlo con una reforma de salud que ojalá se concrete con la participación en su diseño y ejecución de los profesionales de la salud hoy malamente decepcionados por las promesas incumplidas.

¿De quién es la responsabilidad de esta situación en la que se acumulan desencantos y desencuentros?. Las calles han expresado indignación y la protesta no es cosa del pasado, es actual con una frustración que se acumula. La credibilidad del Estado y de las más altas autoridades está siendo mellada lo cual abona en la deslegitimación que afecta a los poderes del Estado y a los partidos políticos.

Nadie podría estar en desacuerdo con la reforma del Estado, con la de la Educación, o de la Salud, pero el gobierno está manejando estos aspectos neurálgicos con la delicadeza de un elefante en una cristalería. Hoy tiene en las calles a médicos y enfermeras, ayer tuvo a jóvenes y estudiantes universitarios, mañana a empleados públicos y trabajadores, y sigue la ronda. La administración pública junto con los servicios y la seguridad están en la agenda de las urgencias pero las propuestas no tienen el favor de los principales involucrados. Ni las universidades, ni los empleados públicos ni los médicos y enfermeras se sienten parte del aliento reformista que parece animar al presidente y su entorno sin que logren conectarse con quienes serían sus actores y beneficiarios. Se requiere diálogo, seriedad, esfuerzo sistemático. No bastan las declaraciones y los discursos. Coherencia para que el gobierno cumpla con lo que promete. Para que negocie con las centrales sindicales prontas a realizar un paro nacional. Para que explique y difunda lo positivo de las reformas planteadas a quienes deben ejecutarlas.

Se agrega al descrédito del Ejecutivo y del Congreso el del Poder Judicial, a partir de las recientes grabaciones conocidas que desacreditan a altos funcionarios vigentes y actuantes. Demasiados frentes, excesivo descontento acumulado, ausencia de autoridades legitimadas, partidos débiles y con escasa iniciativa. ¿A qué estamos jugando?. No podemos mantener el enfrentamiento y la tensión indefinidamente. La crisis de confianza en el gobierno, en los políticos y autoridades, nos afecta a todos. Excesivo enfrentamiento y deslegitimación lleva indiscutiblemente a la inestabilidad. Cuidado!

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan