Banner Tuvivienda
Miércoles 28 de febrero 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 20 de agosto 2013

La caída de Alipio y Gabriel

Por: Francisco Diez-Canseco Távara
La caída de Alipio y Gabriel
Foto: pachamamaradio.org

Tenemos que felicitar al Gobierno por el exitoso operativo que culminó con la caída de Alipio, mando emblemático de Sendero Luminoso en el VRAE; y de Gabriel, hermano del jefe, en esa zona, del grupo terrorista. También extiendo esta congratulación a Rafael Rey, quien ha informado sobre su autoría mediata y que estoy seguro dice la verdad.

Es hora, entre otras cosas, de superar la mezquindad en el Perú, sin perder el espíritu crítico. Todos los peruanos debemos unirmos en las grandes causas comunes como la lucha contra el terrorismo, lo cual lleva a varias reflexiones sobre este fuerte golpe infligido a Sendero por nuestras Fuerzas Armadas y conduce inevitablemente a una primera interrogante.

¿Hasta dónde está involucrado el tejido social del VRAE con los senderistas? En el operativo mencionado un pueblo entero ha quedado seriamente afectado por la acción bélica sin que hubiera, por lo menos inicialmente, una reacción del Estado en un escenario en el que no se libró una batalla sino que simplemente se liquidó a dos mandos terroristas.

Es muy importante que las acciones armadas vayan aparejadas, cuando sea necesario, con medidas claras de apoyo a la población. Si Sendero ha sobrevivido durante tantos años, es precisamente porque la estrategia diseñada por José, su mando principal, hace unos 13 años ha consistido en atraer a sus filas a una población cuya economía depende en gran parte del tráfico ilegal de coca por ausencia del Estado y porque las políticas de desarrollo alternativo han fracasado.

Sendero tiene en el VRAE seis columnas, dos de las cuales eran encabezadas por Alipio y Gabriel. Cada columna tiene un subjefe y una estructura en la cual son los cuadros ideologizados los que llevan la batuta. La desaparición de estos dos mandos no implica la disolución de sus columnas, aunque debe haber mellado su operatividad especialmente en el caso de Gabriel, que controlaba la zona de “maceración” de coca y por su condición familiar tenía un rango especial en la organización terrorista.

El Gobierno no debe bajar la guardia. Pero, si se quiere lograr una victoria final sobre Sendero, tiene que poner, en paralelo, mucho énfasis en un amplio programa de desarrollo integral que hasta hoy no se percibe en el VRAE, en tanto el tráfico de droga sigue intensificándose.

En mi condición de Presidente del Consejo por la Paz, negocié con un emisario de José la posibilidad de un acuerdo de paz, previa devolución de los niños secuestrados por Sendero –unos 42 en ese momento- hace un par de años. Esta negociación se frustró por la realización de un operativo militar que infligió también fuertes bajas a los terroristas y que generó algunas acciones retaliatorias por parte de ellos.

Eso es lo que también podemos esperar en las próximas semanas. Para impedir que esto ocurra es indispensable que se multipliquen las acciones de inteligencia, se refuercen los grupos operativos en la zona y se dé mayor injerencia a los ronderos que conocen hasta el último rincón del VRAE.

La población debe ser aliada del Estado, no mirársela como un posible socio de Sendero.

En esa dirección, siempre estaremos en el Consejo por la Paz dispuestos a servir como puente para una posible rendición de Sendero que concluya con el baño de sangre y terror que enluta a nuestra Patria hace tantos años.

Nota publicada en larazón.pe

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan