Banner Tuvivienda
Martes 09 de marzo 2021   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Miércoles 04 de septiembre 2013

Siria no es la Caperucita Roja

Por: Ricardo Sánchez Serra
Siria no es la Caperucita Roja
Foto: RSS

Siria no es un país pacífico como Suiza, ni su régimen es el convento de la beata Teresa de Calcuta.

Es un Estado sumamente agresivo, patrocinador del terrorismo, desestabilizador de la región –persigue la destrucción de Israel- y devastador –junto a las milicias palestinas- del Líbano, otrora la Suiza del Medio Oriente. Quiso, asimismo, desarrollar armas nucleares con apoyo norcoreano, pero fue abortado en la Operación Huerto por Israel.

Su apoyo al grupo terrorista proiraní Hezbollah, que opera en Beirut y actualmente se bate contra los opositores (“Ejército Libre de Siria”) al presidente Bashir Al Assad en la propia Siria, le han valido fuertes críticas internacionales. Hezbollah participó en el cruento atentado en la mutual judía AMIA en Buenos Aires y que causó 85 personas muertas y más de 300 heridos.

Actualmente, afronta una guerra civil, su “primavera árabe” debido a los atropellos de los derechos humanos y a la opresión. Su gobierno proviene de la minoría alauita, perteneciente al chiismo. La religión islámica está divida en sunitas (90%) y chiitas (10%), desde el siglo VII.

El chiismo gobierna en Irán, de ahí el apoyo a Assad. El otro aliado es Rusia, desde que fuera la Unión Soviética (URSS), por razones geoestratégicas. Miles de asesores soviéticos fueron enviados a Damasco. Le condonaron más de 10 mil millones de dólares de su deuda. Hay una base naval rusa en Tartus, que es el puerto en el Mediterráneo de la flota del Mar Negro. Además, es su principal proveedor de armas (es el quinto país importador en el mundo), el intercambio comercial llega a 1.600 millones de dólares y tiene inversiones por más de 20 mil millones.

Siria tiene un arsenal muy poderoso de armas químicas. El espionaje francés calcula que llega a las 1.000 toneladas y que incluye gas sarín, mostaza y VX. Junto a Corea del Norte no firmó en 1993 la Convención sobre Armas Químicas. Justamente el uso del gas sarín en Ghouta contra la población civil mató a 1.500 personas el pasado 21 de agosto. Ello motivó a que los Estados Unidos pidieran a sus aliados una acción militar limitada, que consiste en destruir los depósitos de dichas armas con bombas especializadas, sin que cause la dispersión de los elementos tóxicos en el área cercana.

El Secretario de Estado, John Kerry, había denunciado que análisis "independientes" encontraron "restos de gas sarín" en el pelo y en la sangre de los miembros de los rescatistas que atendieron a las víctimas de la masacre.

En varias oportunidades Rusia ha vetado en el Consejo de Seguridad de la ONU un ataque militar contra su aliado Siria. El Papa Francisco reza por la paz. Pero, ¿qué salida existe para este conflicto? ¿Solución política para que Assad siga en el poder? ¡No! Que Rusia se olvide de la “gran URSS” que Putin añora y entre en razón. Assad es indefendible y debe irse.

Periodista peruano. Miembro de la Prensa Extranjera

Twitter: @sanchezserra   
Blog: http://rsanchezserra.blogspot.com/
Email: sanchez-serra9416@hotmail.com
http://www.facebook.com/ricardosanchezserra

Publicado en el diario LA RAZON, de Lima-Perú, el 4 de setiembre de 2013

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan