Banner Tuvivienda
Sábado 27 de febrero 2021   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Jueves 24 de octubre 2013

Industrialización y biodiversidad

Por: Pedro Francke
Industrialización y biodiversidad
Foto: Difusión

El desarrollo económico no solo necesita crecimiento: necesita también diversificación. Cambio de la estructura productiva. No hay país económicamente avanzado que se mantenga basado en las materias primas. Ricardo Haussman, profesor de Harvard, ha investigado y publicado estudios demostrando el punto. Habiendo venido varias veces al Perú, ha tenido algún efecto en Castilla y Ollanta, al punto que en su discurso han incluido la diversificación más de una vez (aunque no han hecho nada al respecto).
 
La industrialización ha sido considerada la forma de diversificar durante muchos años. El discurso estructuralista de la CEPAL apuntó en esa dirección, con mucha razón: hasta los setentas, los países avanzaban económicamente industrializándose. Otra Mirada ha insistido bien en la necesidad de promover nuestro desarrollo industrial, y vale la pena seguir discutiendo sobre los caminos para lograrlo.
 
América Latina y el Perú llegamos tarde a la producción industrial en masa, donde los chinos y asiáticos nos llevan clara ventaja. Países del Asia han logrado grandes avances económicos en base a una industrialización bastante exitosa; muy tempranamente fue Japón, luego Corea y Taiwan, en menos medida Tailandia e Indonesia después, el gigante chino y la India han seguido más recientemente. Logran producir a gran escala, tienen ya sistemas económicos adaptados a la competencia mundial, avanzan hacia nuevos productos crecientemente complejos, su ingeniería es potente, tienen estrategias comerciales bien establecidas. Es muy difícil competir con ellos; es más, la política neoliberal permite que nos estén barriendo en nuestra propia cancha.
 
Sin embargo, el paradigma fordiano de la producción en masa, base de la revolución industrial, ha dado paso a nuevas formas de producción a partir del enorme cambio tecnológico traído por las TICs, las tecnologías de información y comunicaciones, las computadoras y el internet. Nuevos patrones de consumo se reflejan en modas cada vez más diversificadas y heterogéneas; no queremos comer menú todos los días: buscamos comidas distintas. Hoy la industria ya no es solamente aquella de producción en masa; lo nuevo en el mundo de hoy es un consumo diverso y hasta personalizado, generándose mercados de mayor valor con estas características. Como anota Dani Rodrik, cuando hablamos de política industrial hablamos en general de productos de mayor valor agregado, incluyendo aquellos servicios que tengan estas características y no solamente la manufactura clásica.
 
En el Perú tenemos la posibilidad de aprovechar nuestra diversidad biológica y cultural. Nuestra gastronomía es un ejemplo de eso: platos siempre distintos y novedosos, basados en la diversidad genética de nuestra producción agropecuaria y nuestra diversidad cultural, conquistan el mundo. Otro ejemplo lo constituyen los productos orgánicos o de calidades especiales, como en el café, el cacao, la quinua; las exportaciones de productos orgánicos se proyectan este año sobre los 200 millones de dólares en crecimiento exponencial (a pesar de la contaminación minera, cuyo riesgo fue una de las razones para que los productores de Piura se opusieran al proyecto minero Río Blanco-Majaz). Nuestro turismo, hoy marcado por un claro sesgo extractivista (Machu Picchu corre riesgo de malograrse por sobreexplotación), tiene enormes potencialidades de diversificarse y multiplicarse a partir de la naturaleza, la belleza paisajística, el patrimonio arqueológico y nuestra diversidad cultural.
 
¿Por qué el Perú no puede tener una empresa como Natura, trasnacional brasileña que aprovecha su biodiversidad – muy parecida a la nuestra – en productos de cuidado personal que vende por billones de dólares en Latinoamérica? Hacen falta profesionales, investigadores, crédito y capital de riesgo, promoción de mercados, apoyo a los pueblos indígenas. La diversidad hoy es un activo que debemos saber aprovechar de manera descentralizada desde las potencialidades productivas regionales. Si podemos, falta políticas que lo promuevan.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan