Martes 20 de agosto 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 29 de octubre 2013

Facciones del humalismo

Por: César Gutiérrez
Facciones del humalismo
Foto: www.radiouno.pe


César Gutiérrez

Una magra aprobación presidencial del 24% según la última encuesta, es mala señal; algunos dirán que en los dos últimos gobiernos no ha sido diferente, lo cual es real; sin embargo aquí  vale la pena anotar que en seis meses la caída ha sido estrepitosa, las preferencias se han reducido a cerca de la mitad.

El punto de partida fue la pretendida compra de la Refinería La Pampilla, de propiedad de Repsol; el tema de fondo la desconfianza generada y la razón de lo ocurrido es el gabinete dividido en dos facciones: los voluntaristas, aquellos que intentan satisfacer las demagógicas promesas de Humala, y los ortodoxos, aquellos que pretenden mantener racionalidad en el manejo económico, aunque expresen tardíamente y en privado su opinión, luego que la administración Heredia-Humala se ha desgastado en el ofrecimiento público. Ambos bandos son perniciosos, ninguno le hace bien el gobierno, cada uno juega su interés particular, los primeros por mantenerse en el gabinete y los segundos por tener currículum para las multilaterales para cuando se marchen del Estado peruano.

Para evitar caer en las generalidades es bueno identificar a los capitostes de los dos grupos en pugna: en los voluntaristas la cara visible es el ministro de Energía y Minas Jorge Merino, que se esfuerza a tiempo completo para que no lo echen del gabinete, y en los ortodoxos el mascarón de proa es el titular de Economía y Finanzas, Miguel Castilla; que hace buen rato hace todos los esfuerzos por irse antes que los guarismos se le compliquen más.

Para redondear la idea es importante tener claro los temas en discusión que son nada menos que los megaproyectos: modernización de la refinería Talara, nodo energético del sur y gasoducto del sur peruano, cuyo común denominador de la discrepancia son los compromisos de las cuentas fiscales: altísimos en el caso de la refinería, donde se requerirá aporte de capital y garantía soberana y supuestamente inexistente en el nodo y en el gasoducto, pues se cargarán en las cuentas del consumidor eléctrico y de combustibles, que al final somos todos los peruanos, pero que nadie ha dicho cuál será su impacto inflacionario.

 El país no puede manejarse en esta dicotomía, es la hora de los relevos en el gabinete.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |