Banner Tuvivienda
Martes 20 de octubre 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Viernes 08 de noviembre 2013

Obama debería renunciar al premio Nobel

Por: Jorge Camil
Obama debería renunciar al premio Nobel
Foto: vanguardia.com

Cuando Obama quería ser presidente de Estados Unidos la oposición lo acusaba de ser un hombre poco profundo, pero a todos los impresionaba su luminosa oratoria. Con voz impostada, ademanes elegantes y frases impecables, su presencia en el podio confirmaba siempre la imagen de un orador consumado. Impresionaba más la forma que el fondo, confirmando la frase de Jesús Reyes Heroles, de que “en política la forma es fondo”. Y así llegó a la presidencia.

Durante su campaña los críticos fueron cautelosos. No querían pecar de racistas contra quien seguramente llegaría a ser el “primer presidente negro”. Casi todos estaban seguros del triunfo, porque ni sus peores enemigos tenían idea de cómo detener la ola de votantes negros y latinos que lo empujaba inexorablemente hacia la Casa Blanca. El Obama de hoy ha perdido la brújula…

A pesar de su prematuro premio Nobel, otorgado irónicamente en reconocimiento a brillantes discursos en pro de la paz y el mundo multipolar, Obama cayó en manos de las agencias de inteligencia, que son bastiones del complejo militar industrial. El antiguo profesor de derecho constitucional autorizó el uso de aviones no tripulados (condenados por casi todos los constitucionalistas americanos) para aniquilar a cientos de líderes musulmanes. Se dejó llevar por la CIA, la DEA, la NSA y el Pentágono. Lo impresionaba la tecnología moderna, al grado de querer presenciar “en vivo”, rodeado de sus principales colaboradores, el asalto al búnker de Osama Bin Laden. Fue testigo de su muerte.

Obama dio rienda suelta a las agencias de seguridad. Con la promesa de que en su mandato no se repetiría otro ataque terrorista como el del 11 de septiembre de 2001, permitió que hackers como Edward Snowden utilizaran servidores de los gigantes cibernéticos americanos para intervenir cuentas y correos electrónicos de millones de ciudadanos nacionales y extranjeros. The Guardian, que debe seguir en contacto con Snowden, reveló recientemente que el espionaje incluyó teléfonos celulares y cuentas de 35 jefes de Estado. Espiaron a aliados importantes como Angela Merkel, la canciller alemana, y François Hollande, el presidente francés. Merkel fijó la pauta de lo que sería el tono de protesta de los estadistas europeos: “uno no espía a los amigos”. Merkel lo consideró una ofensa personal y un agravio al pueblo alemán.

Después vendría una ofensiva “explicación” de Washington. Una vocera segundona del departamento de Estado declaró con altanería que poseen la mejor tecnología del mundo, pero que “la tienen controlada”. Añadió que es “obligación de su gobierno estar informado para proteger a ciudadanos y aliados”. Descansemos tranquilos pues: ¡el gran hermano nos vigila!

En México sólo Ricardo Anaya, joven presidente de la Cámara de Diputados, protestó de manera contundente. En una audiencia pública con presencia del embajador americano, y con voz firme y deliberada, el imberbe legislador inició con las palabras de Juárez: “entre los pueblos como entre las naciones el respeto al derecho ajeno es la paz”. Lo escuchaba, entre avergonzado y confundido, Anthony Wayne. Nadie más lo había hecho con esa claridad. El secretario José Antonio Meade, siguiendo la lamentable tradición de su antecesora, la obsecuente Patricia Espinoza, ofreció una conferencia de prensa en la que con voz apagada leyó de carrera una nota de protesta que pareció más bien un reporte corporativo.

De Vicente Fox, que acusa síntomas de estar perdiendo la razón, ni me ocupo. Mostró regocijo por el espionaje a Felipe Calderón, convencido de que se lo merecía por los más de 80 mil muertos ocurridos “durante su legislatura”. ¿Conocerá la diferencia entre los poderes Ejecutivo y Legislativo?

Tras las revelaciones del vergonzoso espionaje telefónico, y los cientos de asesinatos de musulmanes en Medio Oriente, Obama debería renunciar al Nobel y devolver el dinero del premio, que no es poco…

Nota publicada en eluniversal.com.mx


Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
LO MÁS LEÍDO
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |