Banner Tuvivienda
Lunes 06 de abril 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Viernes 08 de noviembre 2013

El miedo se acabó

Por: Víctor Robles Sosa
El miedo se acabó
Foto: VRS

La reacción de la sociedad ante la muerte injusta de Jorge Camet  y la ratificación del Grupo de Trabajo de Derechos Humanos de la Comisión de Justicia del Congreso confirman el avance de un nuevo consenso democrático y el comienzo del fin de un período oscuro y vergonzoso de la política peruana.

Las indignación general por el deceso del ex ministro que sentó las bases de la actual prosperidad económica  ha sido el punto de quiebre de más de una década de silencio y miedo ante un aparato político-mediático-judicial montado por la izquierda desde el poder para desatar la más feroz persecución política de nuestra historia reciente.

Los portavoces de las principales fuerzas democráticas y organizaciones sociales, entre ellas la Confiep y la SNI, han roto al fin ese silencio señalando y condenando la injusticia cometida con Camet, quien murió víctima de 12 años de persecución alentada por cierta prensa y por organismos dizque “defensores de las derechos humanos”.

Pero lo de Camet fue solo la gota que derramó el vaso de persecuciones ejecutadas por fiscales y jueces ligados a ONG de izquierda que penetraron el Ministerio Público, el Poder Judicial y el Consejo de la Magistratura para imponer su vendetta. Primero fue contra el fujimorismo, luego Solidaridad Nacional y después el Apra. Allí están los casos de Alfredo Jaililie, Walter Chacón, Santiago Fujimori, Luis Castañeda, Alan García, Pedro Sánchez, etc.

Ahora toca que las fuerzas  democráticas y las instituciones sociales reivindiquen la memoria de Jorge Camet promoviendo que se investigue porqué se le persiguió con tanta saña e inquina. Ya es hora de acabar con una era de persecución que nos denigra como sociedad.

De otra parte, la ratificación del Grupo de Trabajo en Derechos Humanos de la Comisión de Justicia del Congreso ha puesto fin a una constante vergonzosa en la que el Legislativo era sometido a la voluntad política de la izquierda mediante el chantaje mediático y callejero.

El Congreso no podía permitir que un sector radical le impidiera fiscalizar la política de derechos humanos del estado y revisar el informe la Comisión de la Verdad, más aún si 12 años después aquel no ha contribuido en absoluto a reconciliar al país ni a hallar la verdad.

Tampoco podía el Congreso permitir que una represente legítima de la nación, en este caso la señora Martha Chávez, sea vetada por razones de intolerancia política. Las fuerzas democráticas han entendido que no pueden seguir más la agenda política de la izquierda.

El tiempo y el realismo han ido forjando lentamente un nuevo consenso entre político y social basado en la defensa de la democrática y del crecimiento económico, en la voluntad de acabar con la persecución, y en la necesidad de reconciliar al país a partir de la verdad sobre nuestra lucha victoriosa contra terrorismo. La izquierda se ha marginado sola de este consenso.

Solo falta formalizarlo en un pacto nacional similar a los que cerraron etapas oscuras en Chile y España, o al que acaba de abrir una nueva era de unidad nacional y prosperidad en México. Más temprano que tarde los peruanos seguiremos el mismo camino. El miedo se acabó.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |