Banner Tuvivienda
Sábado 10 de diciembre 2022   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Viernes 15 de noviembre 2013

La pobreza de la política: ¿Dónde está la diferencia?

Por: María del Pilar Tello
La pobreza de la política: ¿Dónde está la diferencia?
Foto: Difusión


María del Pilar Tello, autora de estas líneas


Semana complicada en la que el escándalo afecta altas autoridades y la credibilidad del régimen y de la política. La democracia está mellada y la gente desencantada con ejecutorias que no dan confianza. Lamentable para un gobierno que tuvo como bandera la honestidad que haría la diferencia. Hasta el momento la mayor transparencia electoralmente ofrecida está ausente.
 
La custodia policial a la casa de un operador montesinista como Óscar López Meneses, descubierta por la prensa de investigación, es un extremo que nunca debió suceder y menos en este gobierno. El país ya ha visto demasiado del poder corruptor del superasesor fujimorista para quedarse tranquila si imagina que esas prácticas sólo están hibernando y en cualquier momento se reactivan.
 
Vivimos tiempos de espionaje mundial en que la expertise es muy buscada. ¿Dónde está el equipo venal que tan buenos servicios prestó al fujimorismo y a su asesor todopoderoso? La sola idea de que puede estar dentro del régimen de Ollanta Humala es políticamente desestabilizadora. Más aún cuando nuestro presidente puede ser sospechoso de esas influencias por su origen castrense. ¿Lo será al punto de que su sofisticada inteligencia no le haga ascos a los métodos que les sirvieron antes y les pueden servir ahora?.
 
¿Cómo y por qué tener tan cerca a gente que prestó ilegales servicios de interceptación que fueron reportados a Vladimiro Montesinos y a su alto asesorado? Las interferencias vienen de lejos y son usadas para desestabilizar. Y la noticia ya provocó un gran escándalo y muchos temores. Después de una mediática retahíla de mentiras y ataques entre generales de las Fuerzas Armadas y de la Policía vino el maltrato parlamentario previo a la caída del Ministro del Interior Wilfredo Pedraza, quien junto con el ex premier Juan Jiménez y el titular de Defensa Pedro Cateriano siempre negaron el "chuponeo".
 
¿Dónde estamos ahora? El gobierno del presidente Humala no sólo está afectado por la caída de su ministro, lo peor para él es la sospecha de vinculación montesinista, destructiva y tóxica, que no puede ser desterrada con un exabrupto deslinde. El escándalo lo toca, es su gobierno y su gente los que asignaron la vergonzosa e inexplicable custodia policial a la casa de López Meneses para cuidar equipos de interceptación o tal vez algo más valioso que la ciudadanía desconoce.

Todo lo que tiene que ver con Montesinos es contaminante y los altos mandos castrenses lo saben. Sorprende que hayan caído en ese indeseable juego, posteriormente convertido en el del gran bonetón. No será suficiente que despidan al ministro y a los generales, el problema es profundo y delicado y merece más que altisonantes diatribas.
 
Corresponde una investigación profunda. ¿De qué puede servir que Alberto Fujimori esté preso y siga siendo juzgado por los temas pendientes, si nuestra política permanece guiada por una fuerte corrupción heredada y activada por los mismos malos elementos que nos dejaron una moral colectiva convulsa y un mal ejemplo que algunos quisieran continuar. Los peruanos que libramos duras batallas por recuperar la democracia e hicimos campaña por Ollanta Humala para evitar el retorno del fujimontesinismo, esperamos respuestas acordes a la realidad. Y sobre todo que se recuerdo aquello de la honestidad como diferencia.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan