Banner Tuvivienda
Domingo 25 de septiembre 2022   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Domingo 24 de noviembre 2013

[Augusto Alvarez Rodrich] Se debe revocar la revocatoria

"En vez de fortalecer la democracia, la erosionan", es lo que sostiene Augusto Alvarez Rodrich en su artículo publicado en el portal del diario La República este domingo 24 de noviembre de 2013.
[Augusto Alvarez Rodrich] Se debe revocar la revocatoria
Foto: Difusión

En vez de fortalecer la democracia, la erosionan.

Las revocatorias como instrumento para acercar la visión, pretensión e insatisfacción del ciudadano a la gestión municipal y regional, han probado ser un fracaso rotundo en el Perú, lo cual debería llevar a su revisión y, mejor aún, a su abolición pues, antes que fortalecer las instituciones, las acaban debilitando y, con ello, afectando a la democracia.

Una expresión de este fenómeno es la votación que se realizará hoy en Lima para reemplazar a los veintidós regidores del municipio que fueron vacados en marzo.

Es unas de las votaciones más deslucidas que se hayan hecho en la capital por la absoluta falta de interés de la ciudadanía.

Probablemente, esta la percibe como el final de un proceso motivado por objetivos subalternos, en el que sus promotores aducían que buscaban mejorar la calidad de la gestión municipal cuando, en realidad, querían hacer cualquier cosa menos eso y sí, en cambio, beneficiarse de manera particular.

Esto se refleja, por ejemplo, en que los dos partidos que fueron los promotores principales de la revocatoria a la alcaldesa Susana Villarán, Solidaridad Nacional y el Apra, decidieron no participar con sus respectivas listas en la votación de hoy.

Esto es éticamente inaceptable. Si tanto esfuerzo hicieron para  traerse abajo a la alcaldesa Villarán, lo mínimo que pudieron haber hecho es participar –con sus listas– en el proceso electoral de hoy.

Con su ausencia en la cédula de hoy, el Apra y Solidaridad confirman que antepusieron sus intereses particulares a los de la ciudad.

En el camino, las revocatorias significan un gasto absurdo –como la de hoy, alrededor de cien millones de soles–, y la propia democracia se desgasta. No por más votar, nos volvemos más democráticos.

Asimismo, es evidente –como ha ocurrido en el municipio de Lima– que las revocatorias rara vez acaban mejorando la calidad de la gestión municipal o regional de una ciudad.

Es lamentable que la reflexión sobre lo innecesarias que han sido las revocatorias municipales recién se produzca cuando el problema llegara a la capital, y que no ocurriera antes, pues se trata de un fenómeno absurdo que ha generado la caída en el interior del país de casi trescientos alcaldes y de unos 1.250 regidores.

Seguramente teniendo en cuenta todo lo anterior, hace unos meses el JNE difundió una propuesta interesante para mejorar las revocatorias y evitar que sigan siendo usadas como chairas antidemocráticas.

Pero antes que estar haciendo modificaciones a la ley, lo mejor sería erradicarla de una buena vez porque, en vez de fortalecer la democracia, la acaba erosionando.

(*) Publicado en el portal del diario peruano La República en la edición correspondiente al domingo 24 de noviembre de 2013

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
LO MÁS LEÍDO
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan