Banner Tuvivienda
Viernes 23 de octubre 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Domingo 24 de noviembre 2013

[Chile] El desafío post electoral de la Nueva Mayoría

"El bloque debe administrar el buen resultado obtenido definiendo cuál será la correlación de fuerzas y las normas de convivencia en su interior", es lo que sostiene el diario chileno La Tercera en su artículo editorial correspondiente al 24 de noviembre de 2013
[Chile] El desafío post electoral de la Nueva Mayoría
Foto: Difusión

Eel muy favorable resultado que consiguió en los comicios del domingo pasado supone un desafío para el pacto Nueva Mayoría, que deberá saber administrar el éxito electoral obtenido. Para ello, es necesario que se esclarezca el nuevo equilibrio de poder al interior del bloque, cuestión que ya comienza a ser objeto de discusión y que debería resultar definida con mayor claridad una vez producida la votación presidencial del 15 de diciembre. Aunque hasta esa fecha la atención estará puesta en conseguir un triunfo que hoy se avizora como muy probable, ya han surgido voces que apuntan a la manera en que convivirán en la Nueva Mayoría las distintas sensibilidades que la componen y cuáles serán los ejes en torno a los cuales se estructurará un bloque que contará con el control de ambas cámaras del Congreso y, seguramente, también de La Moneda.  

El nuevo peso que han adquirido los sectores de izquierda del pacto debería tener un efecto obvio en la forma como éste se comporte. El antiguo eje Partido Socialista-Democracia Cristiana sobre el cual se articuló buena parte de la gestión de la Concertación durante casi dos décadas parece hoy desbordado. Ya hay quienes han salido a señalar que ha perdido vigencia y advierten al partido de la falange que debe ajustarse a una realidad donde su influencia se verá disminuida. La DC se ha mostrado errática -muchos de sus líderes ni siquiera apoyaron al candidato del partido en las primarias- y carente de voluntad o fuerza para imponer sus puntos de vista. Pese a que continuará siendo la colectividad con el mayor número de parlamentarios al interior del bloque, quedan dudas sobre su capacidad para hacer valer tal posición.

Por el contrario, el Partido Comunista -pese a contar con una dotación parlamentaria reducida, aunque creciente- parece hoy mucho más determinado a ocupar un sitial relevante, lo cual queda de manifiesto en la extrema habilidad que ha demostrado para negociar e imponer sus términos al resto del pacto. El presidente del PC ha dicho que el comité central del partido tomará una decisión en torno a su integración a un eventual futuro gobierno después de la segunda vuelta presidencial. Será importante conocer cómo piensa el PC ejercer la influencia que ha ido ganando: desde el gobierno, desde la calle o desde ambos (como han insinuado algunos de sus parlamentarios electos).

La forma y el contenido de la acción política de la Nueva Mayoría serán determinados por el resultado del 15 de diciembre. Como es obvio, un triunfo consolidaría de manera definitiva la influencia de Michelle Bachelet, de la cual dependerían los nombramientos que fijarían la correlación de fuerzas al interior del gobierno y también, los lineamientos programáticos y estratégicos. Hasta ahora, la abanderada de la Nueva Mayoría ha actuado con una actitud prescindente de los partidos, y nada indica que esté dispuesta a alterar ese patrón de conducta, el cual bien podría prolongarse hasta un eventual gobierno. Ya en 2006, cuando llegó a La Moneda, Bachelet intentó desmarcarse de los partidos, aunque entonces la apuesta no dio frutos y debió modificar el curso inicial. Sin embargo, el episodio puede resultar revelador de los instintos políticos de la candidata, quien exhibe una tendencia a inclinarse por privilegiar su liderazgo propio, postergando el de los partidos.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
LO MÁS LEÍDO
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |