Banner Tuvivienda
Jueves 24 de septiembre 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Domingo 26 de enero 2014

Esperando La Haya: una nueva y promisoria etapa

Por: María del Pilar Tello
Esperando La Haya: una nueva y promisoria etapa
Foto: Difusión


María del Pilar Tello, autora de estas líneas


Sin dudarlo la oportunidad es histórica. Este 27 de enero la Corte Internacional de La Haya dará a conocer el fallo que resuelve el diferendo marítimo entre Perú y Chile. Un fallo que nos interesa a todos, que se acatará y se ejecutará de forma inmediata como ya lo han dicho en todos los tonos el presidente Humala y sus funcionarios. El Perú podrá ejercer sus derechos de soberanía y jurisdicción después de que la lectura termine, en la forma en que el fallo lo decida.

La demanda ante la Corte de La Haya no afectó el curso de las relaciones entre los pueblos del Perú y de Chile, el fallo tampoco debería afectarlas. Son las mejores y van creciendo en calidad y cantidad. Tenemos inversiones importantes, diálogo político y diplomático fluido, tránsito de personas libre, dinamismo del comercio y del turismo, vínculos empresariales intensos. Son muchos los intereses compartidos. La sentencia de La Haya traerá más confianza y estabilidad.      

Por eso hay unidad y optimismo entre los peruanos para esperar el fallo. Superando legítimas diferencias políticas, partidarias, ideológicas, subordinando pretensiones individuales o de grupo los peruanos de todas las canteras privilegian el pensar en el Perú y en su futuro. Nuestros intereses nacionales han sido brillantemente defendidos y sustentados, nuestra defensa ha sido transparente y de consenso. La confianza se ha instalado en esta apuesta por el futuro de nuestros pueblos. En el avance sustantivo de la relación bilateral ya que el Perú y Chile tendrán definida su frontera marítima y desaparecerá una cuestión pendiente en materia de soberanía.

Hay que recordar dos figuras señeras que pusieron las bases del momento histórico que hoy vivimos. La del almirante Guillermo Faura Gaig, Comandante General de la Marina y Ministro de Juan Velasco Alvarado quien con su libro sobre los límites del mar peruano puso el tema con inteligencia, conocimiento y valentía, a pesar de los muchos sinsabores que le significó la defensa de sus ideas. Y la del preclaro diplomático Miguel Angel Bákula quien trabajo con el marino convencido de la razón de sus planteamientos. Los dos hicieron el camino para el fallo que estamos esperando a partir del cual dos países vecinos y complementarios ejercerán sus nuevos derechos de soberanía y jurisdicción. El diálogo político y diplomático continuará para dinamizar los vínculos económicos y sociales y fomentar aún mayor confianza.

Estaremos ante un fallo de puro derecho. Cualquiera sea la opción que determine la Corte, el fallo será bueno para el Perú. No será un fracaso o un éxito, será una definición positiva que ambos países se han comprometido y obligado a aceptar y acatar.

Esencial es que el fallo consolidará el principio de la solución pacífica de las controversias. Algo de enorme significado para el continente porque Perú y Chile son naciones que asumiendo las lecciones del pasado, creen y aplican la primacía del derecho sobre el conflicto y el uso de la fuerza. Será una contribución efectiva a la democracia y a la paz en la región.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |