Jueves 25 de abril 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 04 de febrero 2014

Inseguridad y descrédito, limitantes de la construcción

Por: César Gutiérrez
Inseguridad y descrédito, limitantes de la construcción
Foto: Difusión

Gran motor del crecimiento económico peruano ha resultado el sector construcción, tanto la obra pública como la privada son el origen de este comportamiento. La proyección de este nicho de la economía influirá significativamente en la tasa de incremento del PBI de los próximos años. Lamentablemente el gobierno no está haciendo nada significativo para cuidarlo.

Campea el descrédito en el otorgamiento de las obras y en el pago oportuno de las entidades gubernamentales; así como el grado de discrecionalidad, con muchísima falta de transparencia de las entidades internacionales encargadas para contratar construcciones o supervisarlas. De otro lado, la inseguridad generada por la extorsión no solo va in crescendo sino que es endémica.

Es recurrente escuchar en las conversaciones a los directivos de las contratistas, que tanto los gobiernos locales y regionales no actúan correctamente cuando asignan una obra por concurso público. También se aplica a las tres entidades internacionales (PNUD, OIE y OIM), que tienen extraterritorialidad y son contratadas por encargo del Poder Ejecutivo. Su legislación les da un régimen de excepción respecto a las normas que tiene el Estado.

Pero no solo eso, también hay queja que cuando de pagos se trata: o no hay recursos o hay que otorgar prebendas para poder cobrar. Es rarísimo en un Estado con cuentas equilibradas y con mecanismos que aseguran que hay una correspondencia entre la disponibilidad de fondos que otorga Economía y Finanzas y  las obras concursadas. Más aún cuando la información oficial señala que no llegan a invertir la totalidad del presupuesto asignado. La gente del jirón Junín debería explicar las razones de esta situación.

Otro tema es la inseguridad, hay sindicatos de crimen organizado que chantajean a los funcionarios de las empresas para que se paguen cupos para que los dejen trabajar tranquilos, la vida se pone en juego. La situación llega a extremos cuando vemos que las bandas se hacen ajuste de cuentas entre ellas por disponer un botín. La responsabilidad es del Ministerio del Interior, donde el relevo de ministros ha sido altísimo e ingresan personas que desconocen el tema. Situación gravísima la que se vive sin tener horizonte para la solución.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |