Banner Tuvivienda
Martes 09 de marzo 2021   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Lunes 10 de marzo 2014

¡Muéstrala Nicolás!

Por: Félix R. Chacón
¡Muéstrala Nicolás!
Foto: Presstv.ir.

Sabemos que una rectora del CNE, tuvo a bien declarar públicamente algo como "ésta es la partida de nacimiento". Ya, eso debió bastarnos y punto. Sin embargo los venezolanos no parecieran sacudirse la noción de que como dice el dicho, les pudieran estar metiendo gato por liebre.

Ese asunto no ha sido resuelto, por lo menos entiende uno, no como debería ser con formalidades y pruebas de por medio, y el pronunciamiento claro de aquel sobre quien ha caído tamaña duda. No es para menos, hablamos de un requisito constitucional para ejercer la máxima magistratura del país. Puesto de elección popular, pero que no por ello, los venezolanos pueden dejar pasar por alto aunque haya sido elegido por "mitad mayoritaria", de paso, ínfima en votos, y además con muchas dudas que aclarar. Pero bueno, el tema no es el electoral de Venezuela, ¿cierto? Es un asunto muy serio y de vital importancia para el país, si sólo por las razones por las cuales el constituyente pensó que ese debe ser un tema constitucional.

Utilizaré un ejemplo reciente de un país en el cual se hizo una denuncia al Presidente de la República por existir duda en cuanto a su lugar de nacimiento, porque al igual que aquí, allá es un tema constitucional de esos que no se puede dejar nunca de lado. Quizá por ello en ese país existe la costumbre de que la opinión pública tiende a hurgar en estos temas hasta verles el hueso. Y quizá por eso mismo, es que el Presidente se vio obligado a mostrar su certificado de nacimiento original en cámara nacional para no dejar duda alguna ante la denuncia que en nombre del Partido Republicano elevó Donald Trump, y que tal y como lo había expresado, sí había nacido en Honolulu, Hawai, EEUU. Hablamos del hombre más poderoso del planeta, Barack Obama, quien a pesar de su poder tiene que rendir cuentas a los ciudadanos y no lo asiste ningún recurso al cual acudir para negarse. "No tenemos tiempo para estas tonterías" dijo Obama en TV,  materializando el original del certificado. Fin de la duda.

A pesar de lo que por aquí se afirma en relación a poderes imperiales, etc.,  debe ser que ese pueblo tiene algo que no tiene el nuestro, que obliga a sus presidentes a ser escrutados a su plena satisfacción, leyes, regulaciones y opinión pública de por medio.
Yo, no sé usted, quiero ver la partida de nacimiento del presidente venezolano. Es más lo exijo, y si la consigna ante un juzgado con competencias en esta materia, mejor. Mi mamá decía, quien no la debe, no la teme. No es una tontería, es un tema constitucional que debe ser aclarado a la entera satisfacción de la opinión pública venezolana.

No es un capricho. Es un derecho. Es un asunto de seguridad nacional, que de ser cierto, tiene graves implicaciones. Tan graves, que si se probara que el presidente no es venezolano por nacimiento, pudiera explicar a algunas personas, por ejemplo, el por qué el aparente desarraigo a nuestra tierra y su favorecimiento a Cuba, ya que francamente sus acciones más bien lo ubican como un agente extranjero en estas tierras.

Los venezolanos, a falta de la esperada cadena con el documento en mano, deben acompañar la iniciativa del diputado Walter Márquez, para más señas gocho, quien de forma pública ha llevado a cabo una investigación científica la cual debe ofrecernos un resultado en una u otra dirección, dirigidos a despejar sin más dudas la nacionalidad del Presidente.

Muéstrala Nicolás, la Partida de Nacimiento, y da el ejemplo. El momento es propicio.

Nota publicada en eluniversal.com


Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan