Banner Tuvivienda
Domingo 26 de mayo 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Miércoles 02 de abril 2014

Los extremos ¿se juntan?

Por: Grover Pango
Los extremos ¿se juntan?
Foto: Difusión

Este es un suceso urbano, tal vez común, quizás intrascendente. A las 11 de la mañana el Metropolitano está lleno como casi siempre. En el sitio reservado para los pasajeros minusválidos hay una señora en silla de ruedas. En los asientos rojos para personas que requieren atención especial hay una madre con su niño en brazos, una señora de mediana edad y una pareja de esposos, mayores aunque no ancianos, cálidamente abrazados.

Logro ponerme de pie al lado de la silla de ruedas y en los asientos que miran hacia atrás hay dos jovencitos, varones de no más de diecisiete años, uno parece que duerme y el otro está concentrado con su celular y sus audífonos. El bus se llena más y al lado de los chicos se para una señora mayor, no anciana pero mayor, con dificultades incluso para tomar el pasamanos que le resulta alto. Para los chicos la señora es totalmente invisible. Yo también, por supuesto.

Cuando el bus está a medio camino ingresa un anciano. Debe ser ya octogenario. La señora de mediana edad de los asientos reservados le ofrece inmediatamente su sitio que el anciano rechaza con un gesto poco cortés. La señora insiste, se pone de pie y casi lo obliga a sentarse. El anciano lo hace con evidente malhumor, tan fastidiado que ni siquiera agradece.

Entonces pienso en los valores de los que tanto se habla, de las antiguas reglas de urbanidad y de que antes nos educaban mejor. Los chicos se bajan pronto, siempre ajenos al mundo. El anciano sigue muy enojado, indiferente a la cortesía. Algo tienen en común, me parece.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan