Banner Tuvivienda
Jueves 24 de septiembre 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Sábado 23 de agosto 2014

Voto de confianza: entre el desafío y la negociación

"En una democracia el poder se conquista con la regla de la mayoría. Al imponerse la mayoría en el proceso electoral se genera la minoría. Entonces se presenta el escenario del juego democrático. Las reglas de una democracia moderna imponen que las minorías-convertidas en oposición- deben tener canales de participación permanente no solo cuando el Ejecutivo busca un voto de confianza en el Congreso de la República.", señala César Fernando Sánchez Olivencia en su artículo publicado este 22 de agosto de 2014...
Voto de confianza: entre el desafío y la negociación
Foto: Fradionaylamp.com


Foto: Referencial

¿Desafiar o negociar? La figura de una presidenta del Consejo de Ministros con carácter fuerte y liderazgo, capaz de presionar a la oposición al estilo de Margaret Thatcher,  no siempre encaja en el perfil personal y político de una autoridad. Cuando no se presenta este liderazgo irresistible, la oposición fortalecida condiciona su apoyo al Gabinete Ministerial y hasta puede provocar su caída.

La democracia, implica ceder para avanzar.  Es natural  la cesión de poder a los grupos parlamentarios -mal que bien elegidos por el pueblo- en elecciones legítimas. Las mayorías y minorías tienen que aprender a negociar con honestidad. Practicar la gestión política del Estado (una materia que existe), sin miedo a la oposición. “Las generaciones se definen por la conducta de sus minorías”, dice Fernando Morán.

Según la correlación de fuerzas de la coyuntura, se buscarán acuerdos, poniendo las cartas sobre la mesa y no debajo de la mesa. Éstas no producen utilidades políticas. Los  debates exhiben a “quién es quién” en el Congreso: ideas expresadas en posiciones e intereses de las diversas bancadas. Ganar en el hemiciclo no siempre es ganar en el país. El principio no debe ser “Yo gano y tu pierdes” sino “Yo gano y tu ganas”.

En general, la confianza en un gabinete proviene, en su máxima expresión,  cuando no existen hechos o personas que la enturbien. Depende del manejo político limpiar la casa para no resbalar. Las minorías deberán resignarse a aceptar lo que decide la mayoría. Este es el juego democrático saludable. No es rentable el desafío al poder legislativo.

En una democracia el poder se conquista con la regla de la mayoría.  Al imponerse la mayoría en el proceso electoral se genera la minoría. Entonces se presenta el escenario del juego democrático. Las reglas de una democracia moderna imponen que las minorías-convertidas en oposición- deben tener canales de participación permanente no solo cuando el Ejecutivo busca un voto de confianza en  el Congreso de la República.

La democracia  funciona cuando todos los actores políticos forman parte de del sistema democrático y se respetan sus derechos. Las minorías participan en el ejercicio del poder, para lograr el equilibrio efectivo en la correlación de fuerzas. Cuando el ganador acapara el poder, se fortalece la oposición porque se genera un proceso de unificación de las minorías en respuesta a la posición de dominio del partido oficial.

La democracia auténtica  debe evitar que los grupos de poder se reúnan en secreto para decidir el presente y el futuro del Perú. Una élite de empresarios sin responsabilidad social, que aprovechando las libertades democráticas garantizadas por la Constitución política y la debilidad de los gobiernos, decide por el pueblo y, a veces, contra el pueblo. Pronto sabremos el resultado de la negociación.

 

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |