Jueves 18 de abril 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Miércoles 27 de agosto 2014

El valor del pasado

Grover Pango Vildoso dice, trayendo a colación al especialista en marketing Rolando Arellano, que "La gente “sin pasado” tiene, además, una doble y curiosa aplicación porque tanto sirve para caracterizar a los políticos que hoy predominan, advenedizos y ocasionales, sin prospectiva ni partido, como a los electores que –ya sea por su procedencia territorial y cultural, o por su fresca juventud-carecen de la consistencia que el pasado suele brindar.".
El valor del pasado
Foto: Difusión

El contexto en que se debe entender el título de hoy corresponde a lo que piensa un peruano con miradas nuevas y valiosas. Se trata de Rolando Arellano, destacado especialista en marketing. Allí ofrece sólidas apreciaciones sobre el momento de la política en el Perú.

Una de ellas es contundente: “elegimos a gente sin pasado”. Como la política se entiende hoy como un galardón y no como un compromiso, lo que importa es ser elegido y no interesa cómo. Las campañas se basan en vender el momento (son sus palabras).

Ciertamente es ésta una época de reacomodo en la estructura poblacional y residencial de nuestro país. El Perú que fue mayoritariamente rural hace medio siglo (60/40) hoy es radicalmente urbano (80%). La migración es el fenómeno social de mayor impacto en este tiempo y la “reubicación” poblacional es un proceso que espera un nuevo discurso. Por eso se afirma que la segunda generación migratoria no ha tenido identificación. Pero la tercera, la de los jóvenes, ya ha digerido y superado el fenómeno del desarraigo. “Los jóvenes son más idealistas, hay una tercera generación que es universitaria, (…) quieren una vida mejor y ser aceptados por la sociedad”.

Aunque las opiniones de Arellano parecen aplicar a una realidad de preferencia limeña, lo cierto es que eso sucede en todo el país. La gente “sin pasado” tiene, además, una doble y curiosa aplicación porque tanto sirve para caracterizar a los políticos que hoy predominan, advenedizos y ocasionales, sin prospectiva ni partido, como a los electores que –ya sea por su procedencia territorial y cultural, o por su fresca juventud-carecen de la consistencia que el pasado suele brindar.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |