Banner Tuvivienda
Viernes 01 de marzo 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Jueves 11 de septiembre 2014

Los mudos fraudes de Luis Castañeda Lossio

Por: Wilfredo Pérez Ruiz
Los mudos fraudes de Luis Castañeda Lossio
Foto: La Mula

 

La campaña municipal permite comentar el singular actuar del “mudo” ex alcalde de la “Ciudad de los Reyes” -uno de los candidatos con mayor aprobación - y recordar algunos episodios de su anterior administración. No siempre la obra material, que numerosos conciudadanos asocian como sinónimo de eficiencia, está acompañada de la honestidad que debieran mostrar las autoridades elegidas para servir a la población.

En tal sentido, en mi condición ex presidente del Consejo Directivo del Patronato del Parque de Las Leyendas – Felipe Benavides Barreda -agosto 2006 a junio 2007- tengo los documentos demostrativos de la ausencia de probidad de la secta del líder de Solidaridad Nacional en el manejo del principal zoológico capitalino; quizá olvidado por una colectividad desmemoriada.

De allí que, deseo hacer conocer varias de las anomalías que comenzaron a producirse y evidencian cuestionamientos, como el despido masivo de las personas que laboraban como servicios no personales y terceros (al 30 de junio de 2007 existían 73 personas contratadas bajo la modalidad de terceros; al 31 de diciembre de 2007, ya habían 179) para contratar, con mayor remuneración, a personas que no reunían las calificaciones mínimas para los cargos que desempeñan; el manejo irregular de la Unidad de Logística; la clausura y “remodelación” de algunos baños para el público visitante, que habían sido refaccionados y reinaugurados pocos meses antes, gracias a la cooperación de Cerámicas Lima S.A.; el regreso de vendedores ambulantes -que mi gestión eliminó- que lo hacían parecer un mercado de barrio; el pintado de extensas áreas -que también habían sido restauradas durante la administración que presidí-; y ese apresuramiento por las compras y adquisiciones, aprovechando los 3.325.224.68 nuevos soles dejados de utilidad.

Habría que recordar el dicho del político español Enrique Tierno Galván: “Los bolsillos de los gobernantes deben ser de cristal”, dado el despilfarro del equipo del ex alcalde. Además, de sus onerosos sueldos, incontables asesores y discutidos proveedores que expresa la procacidad de su conducción. Una muestra de cómo se construyeron una serie de irregularidades fue mediante la permanente sobrevaloración de los costos. Un ejemplo: la adquisición de tres carteles con, según hallazgo de la Oficina de Control Institucional (OCI), existió un sobreprecio de 17.746 nuevos soles; cuya responsable sería Lucila Sayra Sayra, ex jefa de la Unidad de Logística. Según la OCI, ella, además, fue integrante del Comité Especial Permanente de esa entidad y tendría responsabilidad en este y otros hechos denunciados por la OCI.

Claro está, igualmente, desconocieron el Plan Maestro del Parque de Las Leyendas y efectuaron algunas antojadizas obras que se encuentran investigadas por la Contraloría General de la República. Y ni que decir de la interesada y oscura relación con la Sociedad Zoológica del Perú que ha servido para evitar cumplir las medidas que determinaron culminar la permanencia de esta sombría cofradía ambientalista, que lucra ocupando gratuitamente áreas del zoológico. Una sospechoso vinculación amical ha prevalecido sobre los legítimos intereses del parque.

Según información oficial los ingresos en soles disminuyeron “coincidentemente” desde julio a diciembre de 2007. Al 31 de diciembre de 2006 se contaba con una liquidez de 1.345.996 nuevos soles. En el balance general, al 31 de diciembre de 2007, se puede evidenciar, en comparación con años anteriores, la existencia de saldo negativo ascendente a 1.236.545 nuevos soles. De enero a junio de 2007 existía un saldo a favor de 785.457 nuevos soles; de julio a diciembre de 2007, en cambio, existió una diferencia en contra de 2.022.002 nuevos soles. ¿Dónde está ese dinero? ¿Cómo se explica que los gastos mensuales hayan aumentado (incremento de las planillas, contrataciones, consultorías, gastos suntuosos, etc.) y los ingresos disminuyan considerablemente?

De otra parte, mediante acuerdo Nro. 058 del Consejo Directivo del Parque de Las Leyendas (marzo, 2009) se autoriza el préstamo, a mediano plazo, por seis millones de nuevos soles -otorgado por la Caja Metropolitana de Lima- para mejorar la zona de ingreso y otros servicios. Ante la falta de solvencia económica recurrieron a préstamos para sus publicitados proyectos que hubieran desarrollado con los dineros dejados por mi gestión de haber realizado un uso eficiente de sus finanzas.

Mi indignación sobre la forma en que se gobernó este importante escenario educativo, recreacional y cultural no sólo proviene de cuestiones éticas, ni únicamente del hecho de que tuve el privilegio de dirigir este tradicional recinto capitalino, sino, de mi vinculación con Felipe Benavides Barreda con quien trabajé y, por lo tanto, fui testigo de su sacrificio, integridad y entrega para sacar adelante este hermoso proyecto.

Tengo la satisfacción de exhibir una dirección decente y eficiente a pesar de las adversidades y comportamientos mezquinos, apáticos y desleales de los frívolos y pusilánimes “funcionarios públicos de carrera” que practican la táctica del “perro del hortelano”. No obstante, la gestión en el Parque de Las Leyendas que empezó el 19 de junio de 2007 y concluyó el 31 de diciembre de 2010, representa un capítulo nefasto en su historia. Las pruebas son innegables del latrocinio suscitado.

Es conveniente tomar en cuenta su oculta actuación durante el proceso para revocar a la alcaldesa de Lima (2013) en la que se evidenció su turbio estilo. Los audios expuestos a la opinión pública muestran a un calculador político con destreza para manipular, hablar mal de sus aliados y desenvolverse con las criollas y subterráneas maneras inherentes en los conspiradores que no dan la cara de forma limpia y frontal. Un proceder más censurable que el proveniente de los políticos tradicionales.

Es extraño, además, que el postulante favorito esté comprometido en indagaciones por la sobrevaluación de sus flamantes edificaciones, el incumplimiento de sus cronogramas, los ya conocidos Comunicore como ha dejado entrever, en recientes declaraciones, la Procuradora de Lavado de Activos al indicar que no ha sido desvinculado del proceso de investigación en este caso.

Por si fuera poco, una encuesta de Datum muestra que el 41 por ciento de los consultados volvería a votar por un candidato a la alcaldía de Lima que “roba pero hace obra”. Estos resultados reflejan el pragmatismo y la falta de principios en la selección de la mejor opción para conducir los destinos de la capital y, en consecuencia, la resignación de un sector de la ciudadanía sobre la corrupción que lacera las estructuras morales de nuestra sociedad.

En este punto resulta preciso acordarnos que la Célula Municipal Aprista y la Célula Parlamentaria Aprista operaron como escuderos de su mandato edil. Jamás canalizaron, escucharon y tramitaron mis reiteradas, fundamentadas y oportunas denuncias sobre el caos imperante en el Parque de Las Leyendas. Dejo constancia de la renuencia existente para investigar estos asuntos y pongo a disposición de cualquier lector los elementos probatorios de las afirmaciones vertidas en esta nota.

Curiosamente quienes demandan a Luis Castañeda Lossio polemizar y explicar su plan de gobierno fueron sus acérrimos, activos y fieles acólitos. ¿Cómo cambian los roles en tan poco tiempo? A lo largo de la confrontación electoral se exige hablar al “mudo” que fue protegido desde todas las instancias estatales en el segundo gobierno aprista. Controversias, inconsistencias y amarres de la cada vez más sórdida política peruana.

Es necesario que el elector considere las variables éticas al momento de decidir su voto. Gobernar no es poner un ladrillo sobre otro, es un instrumento destinado a atender las expectativas más apremiantes de la comunidad y mostrar entereza, dignidad y apostolado cívico. Acordémonos de las proféticas palabras de Víctor Raúl Haya de la Torre: “Hay quienes acumulan riqueza, hay quienes sembramos dolor”.

(*) Docente, conservacionista, editor del boletín digital Visión San Borja del Comité Distrital de San Borja e integrante del Buró de la Secretaría Nacional de Relaciones Internacionales del Partido Aprista Peruano. http://wperezruiz.blogspot.com/

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan