Banner Tuvivienda
Viernes 12 de julio 2024   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Martes 04 de noviembre 2014

Perú: crecimiento, competitividad y productividad

Por: César Fernando Sánchez Olivencia (*)
Perú: crecimiento, competitividad y productividad
Foto: marketingestrategico.pe

 

El Perú creó en abril de 2002 el Consejo Nacional de la Competitividad (CNC) como un espacio de concertación de los sectores público y privado, que “tiene por finalidad desarrollar e implementar en conjunto un “Plan Nacional de Competitividad” con el objeto de integrar exitosamente al Perú en la economía global del Siglo XXI, basado en una mejora continua de la competitividad”.

La introducción de este documento expresa que “Las condiciones actuales en las que se desenvuelven las empresas, en un ambiente cada vez más globalizado, generan mayores exigencias para ser más competitivos. En este sentido es imperativo que se desarrolle y ponga en marcha un Plan Nacional de Competitividad, que contemple un conjunto de medidas a ser ejecutadas en el corto y mediano plazo para incrementar la competitividad del país”.

A pesar de las buenas intenciones del diseño de estas política pública, el Perú retrocedió este año en 23 índices de competitividad sostenible a nivel global, informó un análisis del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima (CCL). El estudio explica que el cálculo se hace a través del Árbol de la Productividad-Competitividad Sostenible.

El antecedentes inmediato para comparar la situación actual es la subida de seis escalones que tuvo el Perú en el reporte global de competitividad 2012-2013, elaborado por el World Economic Fórum (WEF), pasando del puesto 67 al 61, entre un total de 144 países analizados. Ahora la crisis de competitividad se ha agravado. ¿Cuál es la causa del problema?

La competitividad de un país o de una región no se puede mantener de manera sostenible, en un horizonte de largo plazo, si no existe un crecimiento económico con incremento del Producto Bruto Interno (PBI), el Ingreso Percápita, (IP), y una reducción de la desigualdad económica, que mejore el Índice de Desarrollo Humano (IDH).

La competitividad se define por la productividad con la que un país utiliza sus recursos humanos, económicos y naturales. Como dice Michael Porter, el nivel de vida de un país se determina por la productividad de su economía, que se mide por el valor de los bienes y servicios producidos por unidad de sus recursos humanos, económicos y naturales y la eficiencia de la producción.

Los objetivos de la productividad solo se podrán lograr con la calidad de los recursos humanos. La teoría del capital humano, que fue formulada por el Nobel de economía, Schultz, en la década del 60, plantea la necesidad de una política de igualdad de oportunidades para acceder al sistema educativo. Es una relación de causa-efecto.

El resultado es responsabilidad del individuo. Así conseguirá el empleo acorde a su rendimiento y el salario que le corresponda. La competencia será su medida. La globalización genera circuitos mundiales de circulación de bienes, servicios y recursos humanos, que superan las fronteras nacionales, con nuevas exigencias para participar en el mercado del talento.

Citando a Daniel R. Denison (1964), comprendemos que una mayor educación puede contribuir al crecimiento de dos formas: aumentando la calidad de la fuerza de trabajo con aumento de la tasa de conocimientos vinculado a la producción, y subiendo el índice de productividad. Es una tarea para el largo plazo ¿Cuál es la estrategia del Perú para superar la crisis de la competitividad?


(*) Miembro de la Red Peruana de Divulgadores Científicos.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2018 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: Luis A. Canaza Alfaro    |    
Editor de fotografía: Cesar Augusto Revilla Chihuan