Miércoles 18 de septiembre 2019   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Miércoles 05 de noviembre 2014

Precios de combustibles, entrampamiento de largo plazo

Por: César Gutiérrez
Precios de combustibles, entrampamiento de largo plazo
Foto: Difusión


César Gutiérrez, autor de estas líneas


Un reclamo a tres voces altisonantes se escuchó la semana pasada; el Banco Central de Reserva (BCR), la Sociedad de Comercio Exterior del Perú (ComexPerú) y el expresidente Alan García protestaron por los altos precios de los combustibles en el mercado local, con el agravante que no experimentaban descenso a pesar de que el precio del crudo West Texas Intermediate (WTI), que es el relevante en las adquisiciones peruanas, había registrado una caída del 10% en el mes de octubre pasado.

Los reclamos me sonaron a protesta sindical cortoplacista, sin visión alguna ya que estamos ante un problema estructural de vieja data que se agravará por lo menos en los próximos cinco años. El tema de fondo es que una empresa de refinación sin propiedad de campos productores, que es el caso de la estatal Petroperú y la privada Refinería La Pampilla SA, controlada por la española Repsol, vive para pagar el crudo que adquiere. Éste representa el 90% de sus ingresos, deviniendo en una utilidad neta anual, que dependiendo de los descensos o alzas en la cotización, oscilará entre 0.5% a 2% de los ingresos brutos. Obviamente su grado de libertad para el manejo de los precios de los combustibles es casi inexistente.

El peor escenario para una empresa de refinación es cuando hay descensos en los precios del crudo, las razones son dos: sus resultados netos se deterioran por la desvalorización de sus inventarios y dado que el ciclo entre compra de insumo y venta de combustibles es de 60 días en promedio, ha comprado caro y la sociedad le exige que venda su producto como si hubiera adquirido barato. Tampoco es nada auspiciosa la coyuntura del alza de precios, si bien es cierto sus inventarios se revalorizan, la presión pública pide que si compraron barato deben vender barato, sin pensar que el costo de reposición no lo permite.

Dependiendo de los decibelios de la protesta, el gobierno puede exigir que bajen el precio, lo cual acaba de ocurrir con Petroperú, que ha modificado su lista de precio a la baja. Sin embargo a medida que avancen las obras de modernización de las refinerías de Talara y La Pampilla, no van a poder hacer lo mismo, pues de lo contrario no podrán pagar el financiamiento billonario en que se han enfrascado.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |