Banner Tuvivienda
Sábado 11 de julio 2020   |   Contáctenos
REDES SOCIALES
Domingo 07 de diciembre 2014

El poder de la oscuridad

Por: María del PilarTello
El poder de la oscuridad
Foto: Difusión


María del Pilar Tello, autora de estas líneas

Samuel Huntington, de la Universidad de Harvard, indicaba que un principio científico es que "el poder se mantiene fuerte cuando permanece en lo oscuro. Expuesto a la luz del sol, empieza a evaporarse". Algo de eso debe estar pasando en nuestro país cuando tantos poderosos se aferran a la oscuridad para seguir sus andanzas con tranquilidad, seguros de que los reflectores los debilitarán. Cuando se pone algo de luz sobre ellos apuestan a volver a la oscuridad que los protege y los anima.

Parece estar sucediendo con el actual gobierno que reacciona mal cuando algunos periodistas asertivos advierten que la democracia está siendo afectada por la desconfianza y la inseguridad. La corrupción es una amenaza real a la democracia y la incapacidad para combatirla se convierte en problema nacional.

Juan Cole, el destacado profesor de historia de la Universidad de Michigan, ofreció una receta de "cómo crear una dictadura" en su blog, Informed Comment. Puso en primer lugar "clasificar como secreto todo crimen gubernamental y violaciones de la Constitución" y agregó "espiar al público en violación de la Constitución" y “criminalizar las denuncias de abusos del gobierno como ‘terrorismo’.

La receta está relacionada con los problemas de la primera democracia del mundo, la norteamericana, pero su filo es también aplicable a países con menor madurez democrática y mayor inseguridad como el nuestro. No basta que las cúpulas políticas repitan que están haciendo todo lo posible en seguridad y en políticas económicas y sociales, la población está y se siente en indefensión, vulnerable en la medida que nadie le da seguridad ni protección. Y en ese yermo de la desesperanza surge cual Chapulín Colorado, el general Daniel Urresti que hace noticia cada día, en los medios que lo siguen por su buena onda y su histrionismo simplón que alegra las mañanas. Es el sucedáneo del gobernante que debería dar confianza pero no la da.

Sabemos que la criminalidad acecha y que Urresti no es el gladiador que la desterrará pero sus arrestos ayudan a calmar la ansiedad ante la inacción y los temores a una violencia que puede alcanzarnos cada día en la casa o en la calle. El montaje eficiente y cotidiano torna en psicosocial permanente que viene favoreciendo al general Urresti en las encuestas más que a ningún miembro de la cúpula de gobierno. Pero los calmantes no sanan, incluso pueden empeorar la enfermedad en ausencia del medicamento adecuado. La indefensión ciudadana continúa y puede llevarnos a la inestabilidad más que a una candidatura presidencial exitosa.

Más aún cuando vemos que las corruptelas crecen y no hay respuesta gubernamental ante los escándalos de los López Meneses, Belaunde Lossio que se emparentan con los Alvarez y los Orellana. No sabemos qué está pasando. Sólo sabemos que por un lado el General se posiciona bien en las encuestas por el otro la oscuridad sigue protegiendo a los delincuentes. Algo va mal y puede ir peor.

Participa:
Valorar
Cargando...
COMENTARIOS
0 comentarios
2013 Grupo Generaccion . Todos los derechos reservados    |  
Desarrollo Web: filesluis_63@hotmail.com    |